Laterales, la única escasez de Boca: ¿qué variantes tiene Guillermo?

Comentarios()
La salida de Silva dejó expuesta la debilidad del Xeneize por las bandas: cuenta con Peruzzi y Jara por un lado y solo con Fabra por el otro.

Difícilmente se pueda criticar el mercado de pases de Boca. Mantuvo la base del campeón, se reforzó con una figura importante y trajo, al menos, una incorporación por línea. Sin embargo, en esa ínfima renovación que pidió Guillermo Barros Schelotto hubo un gran ausente. Y es que la salida de Jonathan Silva expuso la única debilidad del plantel: la escasez de laterales.

El entrenador era consciente de que el ex-Estudiantes debía regresar a Sporting de Lisboa y de que no había manera de extender su vínculo, pero insistió para que Daniel Angelici haga un intento por él. Pero la renovación de su contrato con el club portugués y la altísima cláusula de rescisión que le pusieron echó por tierra las intenciones del Tano y el Mellizo. Sin otro plan en carpeta que convenciera del todo, el Xeneize se quedó solo con Frank Fabra para cubrir la banda izquierda. ¿Y por la derecha? Gino Peruzzi, quien manifestó su deseo de irse pero finalmente se quedó, y Leo Jara, quien no había sido prioridad a lo largo de la temporada pasada pero terminó siendo titular en la recta final.

En la foto institucional, eso sí, aparecen dos caras nuevas que pueden ser las variantes para el técnico. Fernando Evangelista, que vuelve de sus préstamos en Unión y Atlético Tucumán, y Nahuel Molina Lucero, un juvenil que ya debutó de la mano de Rodolfo Arruabarrena y también jugó algunos partidos bajo la conducción de Guillermo.

El artículo sigue a continuación

El primero ya es un jugador expermientado: con 25 años, logró el ascenso de la B Nacional con el Decano y se transformó en titular indiscutido para tanto para Azconzábal como para Lavallén. De hecho, disputó 13 encuentros de los 16 posibles por el campeonato y los 10 que le tocó enfrentar a los tucumanos por la Copa Libertadores en los últimos seis meses.

El segundo, en cambio, tiene apenas 19 años y suma nueve cotejos (ocho por el torneo local y uno por la Libertadores) en la máxima categoría. Tanto el Vasco como el Melli lo utilizaron como variante a inicios de 2016 por la doble competencia que debía afrontar el equipo. En la última temporada, sin embargo, no fue tenido en cuenta, aunque sí fue habitual titular en la Reserva de Rolando Schiavi y compartió entrenamientos con la Primera.

Si bien Molina Lucero es lateral derecho y Evangelista, izquierdo, ambos pelean por un lugar para tratar de convencer a Guillermo de que en diciembre no tiene que salir a buscar a algún futbolista en ese puesto. 

Cerrar