Noticias En vivo
Eliminatorias Mundial Sudamérica

Las insólitas cábalas de Gareca

09:30 CLST 05-10-17
Ricardo Gareca Chile v Peru WC qualifying south america 11102016
Pupilo de un cabulero por excelencia como Bilardo, el Tigre se tomó muy en serio esa práctica y ahora con la Rojiblanca mantiene ciertos "rituales".

A juzgar por su seriedad y rigurosidad en el trabajo, nadie podría imaginar que Ricardo Gareca es un técnico de cábalas. Justamente, desde ese perfil bajo que lo caracteriza, el actual seleccionador de Perú, ha mantenido algunas prácticas que, según sus creencias, podrían garantizarle la buena fortuna.

Como reveló un reciente artículo del diario El Comercio de Lima, el inicio de este apego por la cábalas puede estar en la relación que tuvo con Carlos Salvador Bilardo, seleccionador de Argentina entre 1983 y 1990 . El Narigón era un cabulero confeso y es probable que haya influido en Gareca. Si bien fue el que dejó al Tigre fuera de la lista del Mundial de México 1986 —pese a su gol salvador ante Perú en el 2-2 en el Monumental—, el entonces delantero de melena rubia pudo observar de cerca cómo el controversial entrenador era un verdadero obsesivo de las cábalas.

En el libro “Doctor y Campeón” (Planeta), la autobiografía de Bilardo, se cuenta que en su etapa de futbolista en Estudiantes de La Plata su equipo perdió dos partidos consecutivos y coincidió con que en ambos días la cena fue pollo. A partir de entonces nunca más sirvió ese plato.

O también está la anécdota del peluquero, llamado Javier Leiva, que en 1986 llegó a la concentración de Argentina. Al darle la mano a BIlardo, le dijo: “Usted es un ganador”. Argentina derrotó a Corea en el debut y desde entonces fue su peluquero oficial y el Narigón no dejó de cortarse el pelo hasta la final.

Ahora bien, cuáles son las cábalas qué Gareca ha ido cultivando con los años, y cuáles son esas otras que han surgido desde que asumió el mando de la Selección peruana. A continuación un repaso detallado por las supersticiones del Tigre:

1. En su paso por sus diferentes clubes (Talleres, Vélez, América de Cali, Universitario y Palmeiras), el entrenador argentino ha dejado constancia de su poco apego por el color verde. Se dice que debido a la derrota de Argentina ante Camerún en Italia 1990, aunque también por su mala experiencia en Palmeiras. Alguna vez le pidió al futbolista Maxi Moralez que se saque los botines en un partido, como ocurrió hace poco con el seleccionado peruano Wilder Cartagena. Incluso ha llegado a pedirle a un periodista que alejara su bolso verde cuando le fue a hacer una entrevista. El verde, a excepción del campo, no puede estar en los entrenamientos ni en el bus que traslada al equipo.

2. Gareca también fue parte de una particular anécdota antes del triunfo 2-1 sobre Uruguay. En plena concentración, al percatarse de una boda en el hotel donde se encontraba la delegación peruana, decidió acercarse a los recién casados. "Hay que tocar a la novia porque eso da suerte", reveló Milagros Polo Peña.

3. Otro de los rituales del técnico argentino es no escuchar canciones de Marc Anthony. Según reveló su asistente Nolberto Solano, Gareca prefiere evitar al cantante boricua porque solía oírlo cuando dirigía a Independiente Santa Fe en Colombia. Los resultados adversos le dejaron una mala asociación.

4. Un diario peruano reveló meses atrás que Gareca tiene una costumbre que se repite cada vez que gana un partido: pide que en el viaje de regreso en el bus oficial estén las mismas personas que estuvieron en la ida. El Tigre no se queda tranquilo hasta que todos estén a bordo.