La renovación de Cristiano Ronaldo ‘eclipsó’ un repóquer histórico del Real Madrid

Comentarios()
Getty Images
Florentino Pérez, Zidane y el propio ‘7’ merengue pusieron sobre la mesa la cuestión del contrato del luso, desviando la atención del Mundial.

LA INTRAHISTORIA

Diciembre de 2016. Japón. El Real Madrid había conquistado recientemente el Mundial de Clubes ante Kashima para culminar un año excepcional: Champions League, Supercopa de Europa y el propio Mundial de Clubes, todo ello desde que llegó Zidane al banquillo merengue en un momento muy sensible. La felicidad en el club blanco era total. Sin embargo, justo antes de subirse al avión, algo corrompió ese estado de euforia y optimismo. En zona mixta en el estadio de Yokohama, casi al finalizar la misma, James Rodríguez se desquitó ante medios latinoamericanos. Estaba jugando cada vez menos y, de cara a las cámaras, avisó con que saldría del club si su situación no cambiaba. Una amenaza en toda regla para acabar con la armonía reinante.

Bien, pues un año después, la situación volvió a repetirse de forma similar, aunque no idéntica. Diciembre de 2017. Abu Dhabi. Y el Real Madrid coronando un repóquer histórico de títulos inédito en el club blanco tras el Mundial de Clubes. La felicidad es absoluta, por la asombrosa marca y por la patente mejoría justo antes del Clásico. Sin embargo, esta vez fue el ‘caso Cristiano’ lo que desvió un poco las miradas.

El ‘7’ fue nombrado MVP de la final, teniendo que atender así a los medios de comunicación por normativa de FIFA. Momento en el que, cuando fue preguntado al respecto, Ronaldo deslizó que renovar con el Real Madrid no dependía de él, con lo que no podía asegurarlo. Dichas declaraciones corrieron como la espuma por el Zayed Sports City Stadium de Abu Dhabi. ¿Era una bomba informativa, o no lo era? ¿Había un mensaje velado detrás para forzar la renovación?

El artículo sigue a continuación

Mientras que todos los presentes en el estadio andaban todavía preguntándoselo en su foro interno, Florentino Pérez aparecía en los medios oficiales del club para romper una lanza a su favor: “Quien discute a Cristiano está discutiendo al Real Madrid y al fútbol [preguntado por su rendimiento]”. 

Y la bola siguió creciendo aún un poco más cuando luego Zidane fue preguntado al respecto en rueda de prensa: “Claro que me gustaría que renovase Cristiano Ronaldo. Pero al momento. Es fundamental que se quede toda la vida hasta el final. Está en su club, en su casa, y lo que sigue haciendo nadie lo va a hacer. Ojalá que siga así hasta su retirada”. Definitivamente, la bola se había hecho gigante de tanto rodar y rodar, apenas una hora después de que Sergio Ramos estuviese levantando el trofeo de campeón del mundo.

Poco después, Cristiano volvía a aparecer por zona mixta, pero no incidió más en la cuestión de la renovación. Si hay un caso abierto o no, de momento sólo lo saben él y el propio Real Madrid. Pero lo haya o no lo haya, de lo que no hay duda es de que, sin ser un caso igual al de James en 2016 (ni similar), la zona mixta terminó eclipsando en parte tanto lo que sucedió dentro del campo, como lo que sucedió en la entrega de trofeos.

Cerrar