La deficiente pretemporada en verano está detrás de la plaga de lesiones del Real Madrid

Comentarios()
Getty Images
En el siempre exigido club blanco apuntan al Mundial y a la acumulación de partidos como necesarios desencadenantes. Ante el Betis, en cuadro

El Real Madrid afronta el partido de este domingo ante el Betis con un equipo cogido con pinzas. Solari tiene lo justo para dibujar la convocatoria de 18 jugadores, incluyendo en ella incluso al recién llegado Brahim y, con muchas probabilidades, también a Cristo, delantero del Castilla. Y es que hay hasta seis bajas confirmadas (Courtois, Llorente, Kroos, Bale y Asensio, lesionados, más el sancionado Lucas), mientras que tanto Vinicius como Mariano están entre algodones. La preocupación por la plaga de bajas en el Real Madrid se extiende sin embargo más allá del partido concreto de este domingo. Y es que no es la única semana en que se acumulan las ausencias por lesión. De hecho, la enfermería merengue está a pleno rendimiento en las últimas fechas.

Solari no escondía su desazón este sábado en rueda de prensa: “No lo llamaría desgracia, sino gajes del oficio. Son múltiples las explicaciones. Son muchas lesiones, y lo asumimos con ganas de mejorar. Vamos a intentar acortar los plazos de recuperación porque los necesitamos a todos”, explicaba. 

Como decía el técnico argentino, las lesiones y las bajas son gajes del oficio con el que deben convivir todos los clubes de fútbol. Sin ir más lejos, es imposible regatear el infortunio por la gripe actual de Vinicius. Sin embargo, en el caso del Real Madrid hay motivos fundados para la preocupación. Primero, por la gran cantidad de lesiones musculares de forma conjunta y continuada, que es ya de por sí inusual. Y segundo, porque entre los lesionados hay jugadores que no son proclives a pasar por la enfermería: véanse los casos concretos de Courtois (lesión muscular grado I en el músculo ilíaco izquierdo), Nacho Fernández (desinserción del ligamento colateral interno de la rodilla derecha), Casemiro (esguince en el tobillo derecho con afectación de sindesmosis), Kroos (rotura de grado II en el aductor izquierdo), Llorente (lesión de grado II en el aductor izquierdo) o Asensio (lesión muscular de grado II en el recto femoral derecho). Síntomas de que hay algo más que mala suerte detrás de semejante plaga de lesiones.

Y según ha podido saber Goal, en el Real Madrid lo achacan en su mayor parte a una deficiente pretemporada este pasado verano. No tanto por la planificación concreta en sí del cuerpo técnico en aquel momento, sino sobre todo porque la disputa del Mundial trastocó forzosamente los planes normales de cualquier pretemporada en lo que se refiere a cargas de trabajo y los plazos de incorporación al equipo. El Real Madrid fue uno de los equipos que más internacionales aportó a la cita en Rusia, cuando su temporada ya se había alargado de por sí, con la disputa de la final de la Champions League el pasado 26 de mayo. Fecha en la que muchas selecciones ya habían iniciado sus respectivas concentraciones incluso. Y tuvo además a varios de sus jugadores clave hasta las últimas fechas del campeonato. No hubo tiempo de descanso. La tensión y la presión no dieron tregua a una buena parte de la plantilla merengue. Y ahora ese sobreesfuerzo continuado está cobrándose su correspondiente factura.

Asimismo, el otro gran factor al que apuntan desde el Real Madrid como determinante para explicar esta plaga de lesiones es precisamente la acumulación de partidos. Ahora son bastantes los jugadores de baja, o que han pasado recientemente por las manos de los galenos, pero según pudo saber Goal, quien no lo haya hecho a estas alturas, podría hacerlo proximamente, estiman en el club. “Una vez que empieza la temporada ya no hay tiempo para una preparación física como tal. Sólo hay margen para sesiones de recuperación y de activación, siempre en función de los partidos”, explica una fuente autorizada a Goal. 

El artículo sigue a continuación

Cabe recordar que el Real Madrid lleva ya 30 partidos a estas alturas, incluyendo una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes que han marcado necesariamente las exigencias deportivas y físicas de la plantilla en agosto y diciembre. Y a esto hay que sumar los partidos de selecciones nacionales con la Nations League de por medio, y con la mitad de la plantilla del Real Madrid convocada ‘por norma’ con sus respectivas selecciones.

El propio Solari ya apuntaba en esta misma dirección tras el encuentro ante el Leganés del pasado miércoles, que fue cuando se conoció la lesión de Courtois: “Me parece que la explicación es general: compiten hace muchos años al máximo nivel, no sólo en este club que te exige al máximo cada tres días, sino también en la selección, que te exige cuando los demás están de vacaciones. Es cierto que están siendo muchas lesiones, esperamos que estén pronto todos. Pero es parte de la alta competencia. Hay cada vez más partidos. Hace 15 años no había tantos”, apuntillaba Solari. 

Si a todo ello se le suma la presión y tensión que han acompañado también al Real Madrid en la presente campaña, donde se cambió al entrenador tras los primeros catorce partidos y ya no hay margen de error en ninguna de las tres competiciones restantes en marcha, la consecuencia es que la plantilla del Real Madrid está pidiendo un descanso a gritos. El problema para el siempre exigido club blanco es que lo debe hacer desde la propia enfermería ya a estas alturas.

Próximo artículo:
Cómo ver en vivo América vs Pachuca, por el Clausura 2019: internet y canal de TV
Próximo artículo:
Modric: "Tengo año y medio de contrato y mi deseo es seguir aquí"
Próximo artículo:
Rubén Uría: "Si caigo, combato y me levanto"
Próximo artículo:
Arsenal le ganó el derbi de Londres a Chelsea
Próximo artículo:
En qué canal juega el América
Cerrar