Noticias En vivo
Juan Ángel

Juan Pablo Ángel y su futuro en el fútbol: "Me gustaría entrenar"

19:32 CLST 26-09-19
Juan Pablo Angel HD
El ex-delantero de Atlético Nacional y River Plate habló largo y tendido sobre su carrera como futbolista y su proyección para los próximos años.

El reconocido artillero antioqueño fue invitado por The Coaches Voice, una publicación futbolera especializada en los directores técnicos, para escribir sobre sus recuerdos como jugador. Ángel, además, se animó a hablar sobre lo que le espera como profesional pero desde la orilla de la dirección técnica en un texto titulado: "Estar listo: Uno nunca termina de retirarse".

En las líneas, el también delantero de la Selección Colombia, dijo sentirse "contento y en paz" tras tomar la decisión de retirarse del fútbol en su etapa como jugador. Esa decisión, según su testimonio, la tomó luego de que Atlético Nacional perdiera la final de la Copa Sudamericana 2014 ante su otro gran amor, River Plate, en el Monumental de Nuñez. Ángel había regresado al Verdolaga un año antes, club donde se inició y del cual "nací siendo hincha" pues "mi padre y mi abuelo también lo eran. Así que no tuve poder de elección".

Pese a su juventud, el talento lo llevó a conformar aquel equipo dirigido por Juan José Peláez que se quedó con el título de 1994, gracias a un gol suyo, ante Independiente Medellín. Agregó que fue "una introducción soñada" compartir camerino con sus ídolos René Higuita y Andrés Escobar, entre otros; así como ser dirigido por Hernán Darío 'Bolillo' Gómez y el mencionado Peláez. Gracias a ese título, Nacional llegó a la Libertadores 1995 donde enfrentó a River y fue entonces cuando Ramón Díaz puso los ojos sobre el que sería uno de sus máximos referentes de ataque. "Ramón Díaz tuvo un gran impacto en mi carrera porque me abrió la oportunidad de un fútbol de alto nivel y para él, que había sido un delantero exitoso, fue mucho más fácil darme tips, enseñarme cosas especificas a mi posición", contó.

"Llegué a un equipo que terminaba de ganar la triple corona, en plena transición con la salida de grandes figuras como Marcelo Salas, Enzo Francescoli, Marcelo Gallardo para transformarse en otro equipo muy exitoso. El de Saviola, Aimar, Ortega… Jugar con ellos fue muy especial y fui muy afortunado que eso coincidió también con una época muy exitosa. Si bien había una diferencia generacional entre Aimar, Saviola y yo, desde el primer día que entrenamos juntos hicimos clic y se veía que había algo especial en esa trilogía. Luego pudimos refrendarlo no solo con grandes actuaciones, sino con títulos y dejar marcada la historia de alguna manera en un club tan grande como River Plate" añadió sobre su exitoso paso por el 'Millonario'.

Con una semifinal ante Boca por la Copa Libertadores a la vuelta de esquina, Ángel también recordó cómo fueron esos clásicos que disputó con la banda cruzada: "Entre los grandes recuerdos de esa época están los partidos ante Boca Juniors. El clásico argentino no tiene comparación con ningún otro del mundo. No sé si hay alguno que tenga la presión, la dimensión y la euforia que genera este partido. Todo lo que hay alrededor y lo que significa este partido para la sociedad, lo convierte en algo impresionante para sus aficionados. Y es una cosa que crece y crece con los años. Hacer un gol en un clásico también es casi que tener el reconocimiento eterno por parte de la hinchada. Ese momento particular es casi como poner un tatuaje o una firma indeleble en la historia de un club tan importante".

Sobre su capítulo europeo, siendo el Aston Villa de Inglaterra su lugar de aterrizaje, recordó el duro camino recorrido en un principio, pues a lo normalmente adverso de la adaptación, se sumó un factor familiar importante: "Mi esposa se enfermó cuando llegamos a Inglaterra y pasó casi el primer semestre en el hospital cuando tuvimos nuestro primer hijo. Naturalmente eran circunstancias externas y ajenas al juego, a los niveles de concentración y de predisposición para jugar". Su llegada a la MLS "fue casi por accidente porque no era una cosa que estaba planeada". Ángel hizo parte de la generación de jugadores franquicia junto a David Beckham y Cuauhtémoc Blanco, la misma que en sus palabras "empezó a ayudar a transformar el fútbol en Estados Unidos". La etapa norteamericana la calificó como espectacular por lo deportivo y familiar.

Luego, el regreso a Colombia, que tampoco estuvo planeada, pero a la que fue imposible decirle 'no': "Yo ya había tomado la decisión casi de retirarme y dejar el fútbol, y asentarme en Estados Unidos. Cuando estaba de vacaciones me ofrecieron ir a Nacional con lo que eso significaba. Un proyecto nuevo que se estaba construyendo donde yo tenía unos roles específicos deportivos y también organizacionales. Finalmente terminé tomando la decisión de regresar". Y su regreso fue por lo alto, siendo parte del exitoso proceso liderado por Juan Carlos Osorio, para marcharse de las canchas con un tricampeonato colombiano y una Copa.

"Desde entonces he estado educándome en diferentes áreas relacionadas con el fútbol. La razón fundamental es porque creo que, independientemente del nivel en el que estés, hay que estar listo para el siguiente acto, sea en la parte técnica, la parte administrativa, en medios de comunicación", empezó a contar el paisa sobre su futuro. "Me gustaría entrenar", aseguró. Sus ambiciones lo proyectan para ser "la cabeza de un cuerpo técnico" y para eso se está preparando haciendo los cursos de entrenador con la Federación de Gales por ofrecimiento de la misma.

Finalmente, Ángel dijo no sentir prisa para iniciar esa nueva etapa: "Una vez que sienta que estoy listo, ese día me pondré en el mercado y veré qué opciones hay".