Historia de la Copa América (1959): la décima de Uruguay se concretó en el certamen más inédito

Comentarios()
Por única vez en la historia, el torneo se disputó dos veces en el mismo año. La Conmebol cedió ante el pedido de Ecuador.

Un hecho inédito. Por primera y única vez en la historia, en 1959, la Copa América se disputó dos veces en el mismo año. Luego del certamen que se desarrolló en la Argentina, en abril y mayo, Ecuador fue sede de un torneo extraordinario, del que participaron sólo cinco seleccionados. ¿Por qué? La Conmebol cedió ante el pedido de la confederación ecuatoriana, que quería una competencia de jerarquía para poder inaugurar un moderno estadio.

Copa América 2019: cuándo es, grupos, dónde, fixture y entradas

Así fue que durante diciembre de 1959 se presentó el Estadio Modelo de Guayaquil, con capacidad para 55 mil personas (el más grande del país en aquel entonces), en lo que podemos denominar la Copa América Ecuador 1959 (segunda parte). Allí, participaron el seleccionado local, Brasil, la Argentina, Paraguay y Uruguay.

El artículo sigue a continuación

Sin embargo, la jerarquía no fue tal. La Verdeamarela desistió de llevar al equipo titular y fue representada por la selección del Estado de Pernambuco. La albiceleste, defensora del título, también tuvo que apostar por un equipo muleto por las ausencias de los jugadores de Boca, San Lorenzo y Racing. Paraguay era el equipo más débil y Ecuador, por su parte, sólo pudo aportar el encanto de la localía. Por eso, Uruguay no tuvo mayores inconvenientes para convertirse en un justo campeón. 

El paso del seleccionado charrúa por suelo ecuatoriano fue arrollador: goleó 4 a 0 a Ecuador, venció a Brasil 3 a 0 y vapuleó a Argentina por 5 a 0. Tres resultados que lo hicieron merecedor de su Copa América número 10. Sí, la décima.

Resultados
Brasil 3-2 Paraguay
Uruguay 4-0 Ecuador
Argentina 4-2 Paraguay
Ecuador 1-1 Argentina
Uruguay 3-0 Brasil
Uruguay 5-0 Argentina
Brasil 3-1 Ecuador
Argentina 4-1 Brasil
Uruguay 1-1 Paraguay
Ecuador 3-1 Paraguay

Cerrar