Noticias En vivo
Boca Juniors

Hasta las decisiones lógicas generan suspicacias: Boca debe aprender a convivir con la polémica

15:31 CLST 29-04-18
Facundo Tello Gimnasia Boca Superliga Suspendido 29042018
El Xeneize está permanentemente en el ojo de la tormenta. Ya no importa qué se discute, sino el simple hecho de discutirlo.

Boca iba a disputar con Gimnasia, en La Plata, el único partido por la mañana en el fixture del torneo de la Superliga. Las chances de ser campeón en ese encuentro se disiparon cuando Godoy Cruz venció a San Martín de San Juan el viernes pasado. Pero el encuentro en el Bosque se suspendió por las inclemencias climáticas que azotaron durante tiempo prolongado a la Provincia de Buenos Aires, específicamente en la ciudad de La Plata

El viernes comenzaron las lluvias, con granizo incluido. El sábado por la noche continuaron y no pararon durante todo el domingo. Cayó mucha agua en una ciudad que sufrió históricamente este tipo de fenómenos naturales. Las tormentas generaron grandes destrozos. Aún así, Facundo Tello entró al estadio a las 9:05 y a las 10:10. El campo de juego se veía bien y el árbitro se confundió al confirmar que se iba a jugar. Los jugadores fueron a hacer la entrada en calor y los arqueros ya notaban lo que todos: no se podía jugar ahí. El árbitro llamó a la confusión, invitó a los capitanes a su vestuario y decidieron que el partido debía suspenderse. La última parte fue para las cámaras: hizo picar la pelota en medio de uno de los innumerables charcos y el balón quedó inmovilizado sobre el pasto, a las 10:45, cuando suspendió definitivamente el encuentro. 

Boom. Que comience el juego de las suspicacias y las polémicas. 

¿A Boca le favorece no jugar este partido? Es imposible saberlo en la previa, pero se supone que sí por distintos argumentos. Entre ellos, que llegará descansado al encuentro ante Junior, en Barranquilla, clave en sus aspiraciones por la Copa Libertadores.

¿A Gimnasia le perjudica la suspensión? Nuevamente los argumentos son incomprobables, pero se supone que, ante Boca, al Lobo le hubiese convenido disputar un partido desnaturalizado, con mucha agua que interrumpa los circuitos del Xeneize. Desde lo dirigencial hay algo ambiguo: el crítico estado económico y financiero de la institución indican lo complicado que le sería abonar un nuevo operativo policial, aunque también le da la posibilidad de volver a planificar el partido y proponer al Estadio Único como sede, invitando a los hinchas visitantes para recaudar millones de pesos. 

Suspicacias y polémicas. Sonaron historias de presiones y aprietes de dirigentes xeneizes. La cara de Rinaudo saliendo del vestuario del árbitro, actuando un enojo. El rumor de que Boca pagaría el nuevo operativo policial para el 9 de mayo, que indicaría que la decisión de la suspensión corrió por su cuenta. La AFA bostera y tantas otras cuestiones sin sentido. 

Dos horas más tarde, el partido entre Racing y Arsenal también quedó oficialmente suspendido. Evidentemente la decisión de postergar el Gimnasia - Boca no debe haber sido muy errada ni privilegiada. 

Suspender el partido en el Bosque era lo más lógico. La pelota no picaba ni rodaba correctamente. Los futbolistas en estos partidos corren riesgos de lesionarse. El análisis de a quién le favorece la decisión es otra cuestión. Boca ya convive permanentemente con las suspicacias y las polémicas generadas pura y exclusivamente por comunicadores que tienen que llenar horas y páginas. El equipo debe aprender a manejar esas situaciones y que no le genere más que motivación que su club esté involucrado en polémica tras polémica.