Halilovic, la perla de Croacia que quiso ser como Messi demasiado pronto

Comentarios()
LaLiga
El extremo se reencontrará con su antiguo equipo tras varias idas y venidas y sin terminar de cuajar en la élite.

Alen Halilovic (Dubrovnik, 1996) fue durante un año la gran esperanza de la cantera del Barcelona, un jugador que parecía destinado a ser una estrella en el Camp Nou pero al que tomar decisiones precipitadas en su carrera no le ha ayudado.

¿El mejor partido de Luis Suárez con el Barcelona?

El croata llegó al Barça en el verano de 2014 tras convertirse en la gran promesa del fútbol de su país. Con sólo 18 años ya estaba en uno de los clubes más importantes del mundo para formar parte de su filial, un paso previo antes de sumarse a la primera plantilla, donde tenía un padrino de excepción como Ivan Rakitic, al que ya conocía de la selección, que lo acogió como un hermano.

Sin embargo, llegar al club catalán sólo fue un hito más para un jugador que debutó en el Dinamo de Zagreb y en la UEFA Champions League sólo con 16 años. Sólo unos meses más tardó en debutar con la selección de Croacia con 16 años,11 meses y 23 días en un amistoso ante Portugal en el que su selección perdió por 0-2. Sin embargo, desde entonces sólo ha jugado 7 amistosos y 2 partidos oficiales sin marcar ningún gol ni asistir.

Alen Halilovic FC Barcelona 08082014

Su año en el Barcelona B jugando en Segunda División fue positivo disputando 29 partidos, anotando 4 goles y dando 1 asistencia pero no lo suficiente como para hacerse un hueco en el primer equipo. A pesar del interés de otros clubes, el Barcelona decidió enviarlo cedido al Sporting de Gijón, un club que le garantizaría minutos y con un entrenador conocido por los culés como Abelardo. Su aportación llegó a 37 duelos, 5 goles y 5 asistencias pero no pudo evitar el descenso de los asturianos.

El artículo sigue a continuación

Ousmane Dembélé encontró su sitio

Para entonces, Halilovic ya había demostrado ser un jugador con talento en el campo pero con poca lucidez para elegir la opción adecuada cuando llegaba a la línea de fondo. Sus decisiones erróneas pasaron del campo a los despachos. En el verano de 2016 tuvo interés del Sevilla, el Valencia o el Villarreal sobre la mesa pero se marchó al Hamburgo que pagó 5 millones de euros por él al Barcelona, que se desprendía de un jugador sin sitio pero conservaba un derecho de tanteo sobre él por si llegaba a explotar. Su valor de mercado entonces era de 10 'kilos' y desde entonces sólo ha conseguido que baje hasta los 4.

En Alemania, no llegó a adaptarse y se ha marchado cedido durante 18 meses a Las Palmas, donde las lesiones le han restado protagonismo pero tampoco ha terminado de destacar. Al menos en sus últimos partidos marcó un gol crucial ante el Málaga, el único desde que está en Canarias. Con sólo 21 años todo está por escribir aún para Halilovic, que este jueves se reencuentra con el Barcelona, el club en el que no supo tener la paciencia suficiente para triunfar.

Cerrar