Eusebio rompe a llorar en el descenso del Girona: "Lo único que me queda es pedir perdón"

Comentarios()
El técnico asume la responsabilidad de que un equipo hecho para no sufrir termine descendiendo.

La tristeza acompaña siempre a los finales de liga. La alegría de los que permanecen, que es pletórica, siempre se ve un poco ensombrecida por aquellos que la próxima temporada estarán en Segunda División . Las lágrimas de Eusebio son elocuentes, su Girona ha pasado en meses de coquetear con la Champions y ser el equipo de moda a un descenso virtual que hace solo unas semanas sonaba a imposible. 

El entrenador de los descendidos, además, fue rotundo en su análisis. Si alguien busca culpable es él mismo, el que no ha sabido conducir un proyecto que no estaba creado para sufrir. " Quiero asumir mi responsabilidad, creo que tengo una gran responsabilidad . Llegué con una ilusión enorme de darle continuidad a todo lo que estaba ocurriendo en el club en las últimas temporadas, me sentía fuerte y capacitado, todo lo que había alrededor de este club era idóneo", explicaba el técnico

He trabajado con la confianza de que lo íbamos a conseguir y es lo que le he transmitido a los jugadores. Lamentablemente no ha sido así, creo que les he fallado. He fallado al club en la confianza que depositó en mí y lo único que me queda es pedir perdón . Asumir la responsabilidad y pedir perdón a los que han creído en mí hasta el final", continuaba con un tono en el que se intuían las lágrimas y al que la voz no bastaba.

El Girona desciende a pesar de tener una fuerte inversión -forma parte del mismo grupo que el Manchester City y mantiene a Pere Guardiola entre sus dueños-, con un delantero poderoso como Stuani y un equipo que en los últimos años se había salvado sin grandes problemas. La próxima temporada será uno de los principales candidatos al ascenso si no se desmantela la estructura conseguida en los últimos. años. 

Cerrar