El Sevilla se va a la feria antes de tiempo y tira la Champions

Comentarios()
Getty Images
Los de Nervión firmaron su peor partido de la temporada, que ya es decir. Cayeron por 0-3 ante el Leganés y dicen casi adiós a la cuarta plaza.

Cuando un mal estudiante trata de arreglar sus problemas de todo un curso a última hora, no suele salir bien y eso es lo que le ha pasado al Sevilla de la temporada 2018-2019. Los de Nervión querían meterse en la Champions League tras una nueva temporada vaivenes deportivos pero este viernes el Leganés les bajó de la nube con un 0-3, un serio correctivo que sólo vino a reflejar las miserias y carencias en este curso del club del Sánchez-Pizjuán.

Los pepineros, con un excelente planteamiento de Pellegrino y la ayuda inestimable de un Sevilla perdido y sin gasolina, certificaron su salvación matemática y consiguieron que el Sevilla hiciera uno de los peores partidos que se le recuerdan en casa no sólo esta temporada, si no en el último lustro. De principio a fin, el Leganés, que en el minuto 20 ya ganaba 0-2 con tantos de En Nesyri y Braithwaite, convirtió a su rival en un juguete roto en sus manos.

Casi nadie en el Sevilla se salvó de la quema. Promes, por el que se abonaron 21 millones en agosto, perdió un balón decisivo, Rog, por el que se peleó su cesión durante tres semanas en enero, demostró que no tiene nivel para un club de esta exigencia, la defensa quedó retratada y los que siempre salvaban al Sevilla, Navas, Sarabia o Ben Yedder, ya no tienen más gasolina en el depósito para salvar por enésima vez un proyecto que hace aguas desde febrero y que ya sólo aspira a acabar sellando la clasificación para la Europa League. Mientras tanto, otros dos puntales que se han bajado del barco como André Silva y Banega veían el partido desde la grada.

El efecto Caparrós, la última bala a la que se agarraba el Sevilla para llegar a la máxima competición europea también, se ha deshinchado y ante el Leganés salió retratado por sus decisiones y por un planteamiento ofensivo basado en centros laterales ante el que Bustinza, Siovas y Omeruo se relamieron secando a Munir y Ben Yedder en lo que fue una batalla de hombres contra niños por las evidentes diferencias físicas. Sólo unos milagrosos errores de Valencia y Getafe pueden mantener ya con vida al Sevilla para pelear por la cuarta plaza y aún así es una auténtica quimera que el cuadro sevillista pueda sumar algún punto la próxima jornada en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. La Feria de Sevilla que arranca este sábado ha empezado con unas horas de antelación en Nervión.

Cerrar