Noticias En vivo
Nápoles

​Chucky Lozano, el terror de los laterales en la Serie A con el Napoli

11:00 CLT 08-05-21
Chucky Lozano Serie A
El mexicano es el extremo del Calcio que más faltas ha recibido en el último tercio del campo en lo que va de temporada.

Recibe al balón pegado a línea. Se planta frente a su rival y propone el duelo, con la confianza de quien se sabe en ventaja. Amaga con un movimiento de piernas, como si de esta manera midiera la capacidad de respuesta de su oponente. Pero de pronto la banda toma forma de autopista, y ya no lo ven más...

Solo se parecia, a lo lejos, el número 11, como si se tratara de la placa de un vehículo que marcha a toda velocidad. Es Hirving Lozano, el Correcaminos del Napoli, que ha burlado a otro defensa de la Serie A con un cambio de ritmo electrizante, de esos que requieren una, dos y hasta tres repeticiones para saber en qué momento se convirtió en algo inalcanzable para su rival.

¡Beep, Beep!

Esa facultad de Lozano nunca ha estado en discusión, ni siquiera en sus peores momentos. Porque si algo sabe el Chucky, es precisamente eso: hacer de freestyler y con un simple regate callejero, derrumbar todo el rigor táctico que caracteriza a los equipos de la tierra del Catenaccio.

Esa es la razón por la que los defensas, principalmente los laterales, no dejan que Lozano pise el área porque aprovecharía toda la inmunidad que esta le brinda – cualquier contacto dentro de ella es penal –. Aún no se sabe cómo anularlo, pero la receta que vienen aplicando para minimizar su impacto es interrumpiendo el juego con faltas.

Ya son 31 veces las que han castigado al mexicano en el último tercio del campo, más que cualquier otro extremo en el campeonato italiano. Lozano es el terror de los laterales en el Calcio, porque se trata de un extremo indescifrable cuando decide ir al frente y que ejecuta tan rápido como piensa.

Solo Andrea Belotti (50) ha recibido más faltas que Lozano en esta zona de la cancha, pero es por razones completamente distintas. El 9 del Torino es un hombre de área, que por lo general está en una batalla de lucha grecorromana con los centrales y saca provecho de su imponente físico, ya sea en jugadas por lo alto o aguantando el balón de espaldas.

Pero por desequilibrio, ninguno le ha dado tantos dolores de cabeza a los defensas en Italia como el Chucky. Ya sea como titular o como suplente. Por derecha o por izquierda. Cuando el mexicano va por el carril rápido, no hay nada que hacer.