Boca bicampeón: ¿qué equipo fue mejor?

Comentarios()
Alejandro Pagni/AFP
Guillermo condujo al Xeneize a su segundo título al hilo, algo que no sucedía hace una década en el fútbol argentino. ¿Cuál se lució más?

Si algo se le exige a los equipos en el siempre complejo fútbol argentino es regularidad. El gran objetivo de cada entrenador es sostenerse en el ambivalente campeonato local, que desde hace tiempo no sostiene siquiera un mismo formato. Y dentro de esa complejidad, Boca consiguió mantenerse durante 514 días como líder del torneo y obtener dos títulos de manera consecutiva, un hito que no sucedía desde 2006.

Guillermo Barros Schelotto, partícipe de aquel plantel de Alfio Basile que logró el Apertura 2005 y el Clausura 2006, volvió a ser protagonista de un bicampeonato, esta vez como entrenador. Desde el banco de suplentes, condujo al Xeneize para quedarse, esta vez, con dos certámenes largos: uno de 30 fechas y, este, de 27. Con algunas similitudes, varias diferencias y, sobre todo, muchos altibajos a lo largo de estos -casi- dos años, el Mellizo sumó dos estrellas, pero no pudo terminar de deshacerse de los cuestionamientos.

El artículo sigue a continuación

Para comprender el pasar de las útlimas dos temporadas del club, es menester dividirlo en cuatro semestres. Y es que más allá de que la plantilla pudo mantener una columna vertebral, también sufrió cambios importantes y graves lesiones que impactaron directamente en el rendimiento general. Por caso: la partida de Tevez en su mejor momento a fines de 2016, la de Centurión a mediados de 2017 y las ausencias de Gago y Benedetto durante este 2018.

Si se toman en consideración los 20 meses, el mejor pasar del conjunto de Guillermo fue entre agosto y noviembre del año pasado. Los refuerzos de Goltz y Cardona, y con Gago y Benedetto todavía en condiciones, Boca desfiló a lo largo de esas primeras ocho fechas: fuero ocho triunfos consecutivos, con 21 goles a favor y solo ¡dos en contra!, que, además, le permitieron poder hacer la plancha a lo largo del inicio del '18. Sin embargo, en el torneo anterior no sufrió los vaivenes de la Superliga y, aunque no fue tan vistoso, logró una mayor regularidad: ganó 18 encuentros, emató nueve veces y solo cayó en tres oportunidades.

Cerrar