Historia de la Copa América (1963): cuando Bolivia rompió los prejuicios y ganó su único título

La Verde, anfitriona del torneo, tuvo un paso arrollador para gritar campeón. Además, Ecuador tuvo en su equipo al goleador del certamen, algo inédito.

Bolivia es un país con una poca tradición futbolera. ¿Les gusta? Sí, es un deporte muy popular por aquellas tierras. ¿Lo siguen? Por supuesto, los campeonatos locales se regocijan con el clamor de las hinchadas y la pasión que despierta en cada rincón. Sin embargo, aquella primera afirmación hace hincapié en las características de su Selección. La Verde no es considerada como una potencia, y está lejos de obtener ese mote. Salvo la fortaleza que le brinda la altura cuando juega de local, no se ha caracterizado en la historia por ser uno de los equipos más competitivos de Sudamérica, como Brasil y la Argentina. Los rivales -como casi siempre- la respetan, pero no le temen.

Existió una competencia y un año en el que la Selección boliviana pudo vencer ese prejuicio. Fue en la Copa América Bolivia 1963. Allí, el conjunto local exhibió un nivel superlativo, cosechando cinco triunfos y un empate, con la superlativa marca de 19 goles a favor, para conquistar su primer (y único) título oficial para el seleccionado mayor. Además, ingresó en el selecto grupo de campeones de la Copa América, que hasta esa competencia sólo formaban parte Brasil, la Argentina, Uruguay y Paraguay.

¿Cuáles fueron los factores que ayudaron al campeón? Principalmente, la altura. El certamen se disputó en La Paz, donde se superan los 3600 metros sobre el nivel del mar. Pero, además, algunos resaltan la ausencia de Uruguay (campeón defensor) y los equipos sin estrellas que llevaron Brasil y la Argentina. Nada de esto quita que Bolivia fue merecedor del título, aunque algunos historiadores insisten en marcarlo.

Luego de esta Copa América, pasaron 34 años para que Bolivia vuelva a acariciar la gloria. En la edición de 1997, llegó a la final, donde cayó ante Brasil. De todas formas, esa ubicación le dio la clasificación para jugar (también por única vez en su historia) la Copa de las Confederaciones.

Un asombroso Paraguay y otra marca histórica. La Selección guaraní volvió a demostrar su gran presente. Con cuatro triunfos y sólo una derrota, se aseguró el segundo puesto del campeonato. Además, el goleador del certamen fue, por primera y única vez, un jugador de Ecuador: Carlos Alberto Raffo. El delantero, nacido en Argentina, marcó seis goles en la misma cantidad de partidos.

Todos los resultados

Bolivia 4-4 Ecuador
Perú 1-1 Colombia
Brasil 1-0 Perú
Argentina 4-2 Colombia
Peru 2-1 Argentina
Paraguay 3-1 Ecuador
Brasil 5-1 Colombia
Bolivia 2-1 Colombia
Peru 2-1 Ecuador
Paraguay 2-0 Brasil
Argentina 4-2 Ecuador
Paraguay 3-2 Colombia
Bolivia 3-2 Perú
Argentina 3-0 Brasil
Bolivia 2-0 Paraguay
Paraguay 4-1 Perú
Brasil 2-2 Ecuador
Bolivia 3-2 Argentina
Ecuador 4-3 Colombia
Argentina 1-1 Paraguay
Bolivia 5-4 Brasil