Noticias En vivo

Comienza el BAFICI con mucho fútbol en las salas

El miércoles 2 de abril comenzará la 16ª edición del BAFICI –Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente–, que se extenderá hasta el 13 y proyectará en la Ciudad de Buenos Aires más de 400 películas. Bajo la dirección artística de Marcelo Panozzo, el festival, que se ha convertido en uno de los más importantes del mundo, atraerá a unas 400 mil personas a las salas porteñas.

La Función de Apertura –miércoles a las 20– tendrá lugar en el Anfiteatro del Parque Centenario –será gratuita y al aire libre–. Proyectarán The Congress, del israelí Ari Folman. Por su parte, la de Clausura –será el fin de semana del 12 y 13 de abril–, estará vinculada al fútbol. The Second Game (2014), dirigida por el rumano Corneliu Porumboiu (Bucarest 12:08), muestra la historia de un clásico entre Steaua y Dínamo, ambos de Bucarest, disputado bajo la nieve en 1988. El árbitro, Adrian Porumboiu, es el padre del director y en el film ambos irán comentando lo sucedido aquel día.

Pero no será sólo una función. El tráiler institucional “Pasión x BAFICI” –ver video– y la sección Deportivo BAFICI, tienen que ver con el fútbol. Los organizadores tuvieron en cuenta que 2014 es año de Mundial y por eso habrá, además de The Second Game, varias películas relacionadas con árbitros, goles y pelotas. Estrenos y viejitas; europeas y argentinas. Además, la sección incluye ciclismo, basquetbol, automovilismo, boxeo y tenis de mesa –mirá la programación acá–.



Entre las nacionales se destaca Fulboy (2014) de Martín Farina. La intimidad del plantel de Platense está reflejada en un film que ya agotó las entradas de su primera función. En un país en el que todo el día se vive el deporte del 11 contra 11, Farina se cuela en los vestuarios y hoteles para mostrarle al hincha lo que no puede ver de sus ídolos. Otra interesante es Mujeres con pelotas (2014), dirigida por Ginger Gentile y Gabriel Balanovsky. Un documental sobre fútbol femenino en la Villa 31.

Además, están en cartelera El Crack (1960), opera prima de José Martínez Suárez, basada en una obra de teatro, que ofrece por primera vez en el cine argentino la cara sucia del negocio de este deporte; y Paula contra la mitad más uno (1971), una comedia de Néstor Paternostro, donde trabaja Federico Luppi.

Escalando en el mapa, tenemos una brasileña: Santos, 100 años de fútbol arte (2012, foto), de la paulista Lina Chamie, quien iba con su padre a ver al equipo de Pelé y luego vivió el centenario del club en la Era Neymar. Por otro lado, el mítico estadio Maracaná es el protagonista del documental Templo de emociones – El estadio Maracaná de Río de Janeiro (2014), del alemán Gerhard Schick, que repasa la historia (entre partidos, recitales y obras) del coloso que será escenario de otra final mundialista.

Tres films europeos completan la grilla futbolera. Match en el infierno (1963), del húngaro Zoltán Fábri, cuenta la historia de un partido entre nazis y presos en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Por último, dos que se emiten en continuado por su corta duración: Michael Laudrup, un futbolista (1993), de Jørgen Leth, que repasa la carrera de brillante jugador danés, y El árbitro (2010), un documental de media hora del sueco Mattias Löw que sigue a Martin Hansson, el árbitro sueco que no cobró la mano de Henry que dejó afuera a Irlanda del último Mundial.