Fernando Riera: El hombre que revolucionó el fútbol chileno

El delantero y ex entrenador de la selección chilena, logró el mejor resultado de la “Roja” en un Mundial.

 Para muchos el Mundial de 1962 marcó un antes y un después en el fútbol nacional. No sólo por el tercer puesto logrado por Chile en la cita planetaria que se realizó en el país, sino que por el estilo de juego impuesto por la “Roja” y en especial por el entrenador Fernando Riera.

Riera siempre destacó dentro y fuera de la cancha, su filosofía de juego era avanzada para la época y al año siguiente del Mundial se fue a dirigir a Portugal, donde logró llegar a la final de la Copa de Europa (actual Champions League) con Benfica.
 

El buen trato de balón y el estilo ofensivo de sus equipos lo llevó a dejar huellas en el país y uno de sus más fieles y exitosos discípulos es Manuel Pellegrini.

Riera nació el 27 de junio de 1920 en Santiago. Inició su carrera como futbolista en Unión Española, pero fue en Universidad Católica donde logró sus mayores logros, ya que ganó el título de 1949.

El “Tata” como era conocido, jamás dejó la línea de cuatro y nunca usó un solo delantero. Jugaba sin trampa ni patadas. Concentraba tres días al plantel y cortaba a los que amaban la noche. Además, prohibía dirigentes en el camarín y en la cancha. 

Otro de los técnicos que se identificó con el estilo de Riera fue Arturo Salah, quien siempre mostró un juego ordenado y buen trato del balón.

Para muchos, Riera es uno de los mejores entrenadores de Chile, pese a que a lo largo de su carrera ganó dos títulos de liga portuguesa con Benfica y tres Copa Chile: Palestino, Universidad de Chile y Everton.

Hoy, cuando se produce el debut de Chile en el Mundial de Brasil 2014, en Goal Chile recordamos a Riera, quien revolucionó al fútbol nacional en 1962.