thumbnail Hola,

En el marco de la entrega del Balón de Oro, mañana se otorgará también el premio al gol más lindo del año. Falcao y Neymar, dos sudamericanos que compiten con sus joyitas.

En su época se lo conocía como Cañoncito Pum Pum, apodo raro y curioso si los hay, por su infalible disparo de zurda y sus goles. Pero el dato interesante sobre la identificación del goleador húngaro de los años 50´ es su decisión de cambiar su verdadero apellido Purczeld, por Puskás, escopetero en su idioma. Y quién podría negarse a la rebelde decisión tomada por Farenc Puskás Biro, si es, hoy día, memorado como uno de los mejores goleadores de la historia.  

Los méritos le alcanzaron al ex jugador del Real Madrid para que desde el 2009 se elija el gol más vistoso, bonito, espectacular y brillante de la temporada con su apellido como título: Premio Puskás.

El lunes se elegirá nuevamente este honor en la ceremonia por la elección del Balón de Oro. La primera distinción se la llevó otro jugador madridista, Cristiano Ronaldo, por su anotación en el partido de vuelta de cuartos de final ante el Porto, allá por 2009. El Puskás 2010 fue para el volante turco Hamit Altintop y en 2011, para el brasileño Neymar.

Pero, ¿Qué criterios se tienen en cuenta para elegir el gol ganador? Repasemos: el estético (criterios subjetivos: disparo lejano, acción colectiva, gol acrobático); La importancia del partido (criterio objetivo: por orden decreciente, selecciones nacionales absolutas, torneos continentales y campeonatos de primera división); La ausencia del factor suerte o de un error cometido por el otro equipo que haya facilitado la consecución del gol; Y el juego limpio: el jugador no debe haberse comportado mal durante el partido o haber sido declarado culpable de dopaje, por ejemplo.

Y teniendo en cuenta todas estas cuestiones, la gente votó en el sitio de la FIFA por el gol de más impacto en 2012. El colombiano Radamel Falcao García quedó seleccionado por su gol con el Atlético de Madrid del 19 de mayo ante América de Cali en un encuentro amistoso. Con una media tijera, el Tigre recogió un saque de esquina y descolocó al arquero asombrado. Por otro lado, el ganador del premio en 2011, Neymar, vuelve este año a confirmar su talento para las definiciones al estar nuevamente entre los tres mejores. El 7 de marzo al crack brasileño arrancó desde su propio arco para culminar una brillante jugada personal con el balón al fondo de la red en el partido entre su Santos e Internacional de Porto Alegre por la Copa Libertadores. El último escogido tuvo acción el 3 de marzo en el partido de la liga turca entre Fenerbahçe y Gençlerbirliği. Allí, el jugador de Miroslav Stoch, remató con una impresionante volea desde la media luna del área y encontró desubicado al arquero que quedó pagando.

Tres maravillas del mundo del fútbol que merecen ser retratadas para no olvidarlas nunca. El lunes, se recordará nuevamente al Escopetero para glorificar sólo una.

Artículos relacionados