Uruguay da motivos a España para no conformarse y ser primera
Última actualización
A medio gas, la Celeste superó fácil a Rusia y terminó primero en el grupo, con pleno de victorias y sin goles en contra. El local quedó segundo.

De los ocho grupos del Mundial, ninguno tenía un favorito tan marcado como el A: Uruguay llegó a Rusia 2018 como el gran favorito a terminar primero en su zona y no tuvo problema alguno para ratificarlo. Sin forzar la máquina en ningún momento, a la Celeste le alcanzó casi con jugar a reglamento para meterse en octavos de final con puntaje ideal y sin siquiera goles en contra, ahora se medirá al segundo del Grupo B, un rol que debería intentar evitar España.

Después de superar por la mínima a Egipto y Arabia Saudita, al conjunto de Oscar Tabárez le tocaba enfrentar al local, en un duelo en el que ambos estaban clasificados y sólo se ponía en juego la posición final en el grupo. Rusia, que llegaba al cruce como una de las revelaciones del certamen, afrontaba un partido que le mostraría realmente dónde estaba parada. Y no tuvo posibilidad alguna: el 2-0 de los sudamericanos fue inapelable.

El artículo sigue a continuación

Antes de los 25 minutos de juego, Uruguay ya había resuelto el trámite gracias a un tiro libre de Luis Suárez y un remate de Diego Laxalt que se desvió en Denis Cheryshev. La expulsión, por doble amonestación, que sufrió Igor Smolinkov a los 35 terminó de decretar lo que ya estaba claro desde el juego: el equipo de Stanislav Cherchesov no tenía posibilidad alguna de volver a meterse en el partido.

En ese trámite, la segunda parte estuvo completamente de más y transcurrió entre intentos infructuosos del local por descontar y contragolpes desperdiciados por la Celeste, hasta que sobre el final Edinson Cavani logró sacarse la espina y anotó su primer tanto en esta Copa del Mundo.

En definitiva, ambos se fueron conformes: el ganador porque cumplió con lo que se esperaba y el local porque seguirá en carrera, al menos unos días más. Uuruguay mete miedo con el pleno de victorias y convence a España de que ser primero y medirse a Rusia debe ser más sencillo.

Comentarios ()