Rosario Central sufrió para derrotar a Temperley y es el primer finalista de la Copa Argentina
@Copa_Argentina
Tras el empate en los 90, el Canalla se impuso 4-2 sobre el Gasolero en los penales y se metió en su cuarta definición en los últimos 5 años.

Desde su relanzamiento en la temporada 2011/12, la Copa Argentina parece estar hecha a la medida de Rosario Central: en la primera semifinal del certamen, el Canalla derrotó 4-2 a Temperley por penales tras empatar 1-1 en los 90 minutos y se metió en su cuarta final en los últimos 5 años. Y ahora, luego de perder las tres deficiniciones anteriores, el conjunto auriazul  espera por Gimnasia o River para saldar de una vez por todas su deuda con la gloria.

El equipo dirigido por Edgardo Bauza venía con el envión de haber derrotado a Newell's en el clásico de la ciudad, en los cuartos de final, pero debió sufrir para derrotar a un rival que marcha penúltimo en la B Nacional y está en zona de descenso.

En el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba prevaleció en los primeros minutos el oficio del elenco que milita en Primera y llevó riesgo al área rival mediante el balón parado. El Gasolero, por su parte, apostó al contragolpe y mostró una versión combativa.

A Central le costó romper el cero pero finalmente lo consiguió cuando promediaba el segundo tiempo a través su goleador, Fernando Zampedri, quien recibió un preciso centro desde la izquierda de Diego Becker y cabeceó al gol. Minutos más tarde, un tiro libre dejó solo al propio delantero y éste remató alto para desperdiciar una clara chance de liquidar el encuentro.

Parecía que aquel solitario tanto le alcanzaba al Canalla para superar el escollo, pero en el primer minuto de descuento Federico Mazur tomó un rebote en la puerta del área y castigó para anotar el empate, que llevó indefectiblemente a los penales. Y allí primó la experiencia del conjunto rosarino.

El artículo sigue a continuación

Néstor Ortigoza acertó el primero y el arquero Castro la mandó muy por encima del travesaño. Marco Ruben convirtió el segundo con suavidad y jerarquía, mientras que Prieto anotó el primero para que su equipo pudiera mantenerse cerca en la definición.

Matías Caruzzo imitó al arquero rival y disparó por arriba del arco, pero lo salvó Jeremías Ledesma, quien en la siguiente voló a su derecha para tapar el remate de Ramiro Costa. Washington Camacho se hizo cargo del cuarto tiro y anotó para tomar nuevamente distancia, aunque Lucas Mancinelli sacó un disparo cruzado que venció la estirada del arquero canalla.

La responsabilidad de cerrar la serie no le pesó a Leonardo Gil, quien remató cruzado de zurda y desató el festejo del equipo del Patón, que ahora tendrá su cita con la historia.

Comentarios ()