Sevilla 3–2 Real Madrid: Europa quiere tener un color especial
Getty Images
Ben Yedder, Layún y Sergio Ramos en propia dejan los tres puntos en casa y permiten soñar con alcanzar la Europa League en la próxima temporada.

Victoria más que merecida del Sevilla en su propio campo contra un Real Madrid irreconocible plagado de bajas en vistas, seguramente, de dosificar de cara a la final de Champions League en Kiev –y más teniendo en cuenta el desgaste físico tras el Clásico en el Camp Nou-. Por el contrario, los de Joaquín Caparrós se juegan poder disputar competición europea en la próxima campaña, por lo que su actitud fue muy diferente a la de la escuadra madrileña. De esta manera, y con un juego destinado al contragolpe en su totalidad, Ben Yedder, Layún y Sergio Ramos en propia anotaron los goles de la noche sevillana. Mayoral, el de la honra blanca. Ceballos fue titular, pero se marchó sustituido con un más que visible enfado en el minuto 70. El capitán madridista mandó un penalti al travesaño y anotó otro. Ben Yedder se retiró con molestias cerca del final.

NOCHE PARA EL OLVIDO LA DE DANI CEBALLOS

Comenzó con mucho equilibrio el partido, siendo el Real Madrid quien, poco a poco, mantenía el balón en su posesión tratando de romper la presión de un Sevilla que, con mucha intención, buscaba hacer daño al conjunto merengue a la contra. Así fue como, con el paso de los minutos, el cuadro hispalense encontró el primer gol antes de cumplir la media hora. Balón largo desde su campo que cabeceó Muriel ganándole la partida con superioridad a un Vallejo que estuvo desconectado durante todo el tiempo reglamentario. Ben Yedder recibió e internó en el área delante de Ramos, que no pudo robarle el cuero y el ariete francés batió a Casilla entre las piernas. La situación empeoraba para los jugadores de Zidane y Nacho salvó los muebles en la misma línea a falta de pocos minutos para el descanso, pero el segundo gol llegó en el minuto 44 después de un desbarajuste de la zaga madridista. Vallejo fue derribado por Theo y N’Zonzi, solo, se la dejó a Layún para que batiera a Casilla a placer.

El artículo sigue a continuación

Tras el paso por vestuarios, Joaquín Caparrós decidió que su equipo jugara de la misma manera y la posesión fue total para el Real Madrid. De nuevo fueron las jugadas aisladas las protagonistas en el Sevilla con mucha verticalidad. El equipo madridista gozó de una mejor ocasión para poder recortar distancias en el marcador después de que Franco Vázquez cometiera un penalti clarísimo sobre Lucas Vázquez, pero Sergio Ramos mandó la pena máxima al larguero. Los cambios comenzaron a llegar cuando restaba menos de 20 minutos para llegar al 90.

El Sevilla terminaba por tener más el balón ante un Real Madrid más que superado sobre el césped del Ramón Sánchez-Pizjuán. Aún quedaría tiempo para un tanto sevillista más después de que Mercado centrara desde la derecha y Sergio Ramos desviara hacia su portería con mucha mala fortuna. Borja Mayoral se encargó de anotar el de la honra de cabeza a centro de Marco Asensio a falta de dos minutos para el final. En el descuento, Mercado cometió un penalti más antes de que Mateu Lahoz señalara el final. Esta vez, Sergio Ramos no perdonó y anotó el segundo.

Así las cosas, el Sevilla logra un triunfo importantísimo en casa de la jornada aplazada tras la final de Copa del Rey. Le permite depender de sí mismos para poder disputar la competición de la Europa League durante la próxima campaña. Para ello deberá ganar el derbi andaluz, un choque ante el Betis, en mejor estado de forma esta temporada, y en el Benito Villamarín. Una misión que se torna ardua complicada. El Real Madrid, por su parte, con todo decidido, solo le quedaba poder conseguir la segunda plaza en detrimento del Atlético de Madrid, pero tres puntos por debajo con seis en juego, parece complicado de remontar. Solo queda mirar a Kiev.

Comentarios ()