Gallardo apostó a tiempo y River ganó un partido de oro
JUAN MABROMATA/AFP/Getty Images
El entrenador del Millo apostó por un mediocampo que combatió en gran parte del partido y De La Cruz lo definió.

En un partido que fue aburrido, sin emociones y hasta mal jugado en casi su totalidad, River se lleva una victoria que vale oro en una serie tan cerrada. En la previa, Gallardo había anticipado que siempre es mejor no enfrentar a equipos argentinos, que se conocen de memoria y te complican la existencia en el campo de juego. Y así fue, en un encuentro que se jugó a errores milimétricos.

En este marco, el Muñeco puso un 4-5-1 , con el Pity Martínez tirado a la derecha, en donde jugó uno de sus mejores partidos en el Millonario y justamente ante Lanús. Almirón, lógicamente, tomó nota de esta situación y fue controlado de mucha mejor manera que en aquella ocasión. 

Rojas y Enzo Pérez tenían que encargarse de generar juego y se complicaron en esa función, con la cantidad de gente que el Granate acumuló en ese sector. De hecho, la única situación de riesgo llegó de los pies de Javier Pinola, desde afuera del área. 

El artículo sigue a continuación

Hasta que Gallardo se animó, vio que era la hora de acertar y mandó a la cancha al uruguayo Nicolás De La Cruz. El juvenil se puso a las espaldas de Marcone y mostró su potencial: juego a un toque, creación de espacios y llegó el gol de Scocco, tras un pivoteo del oriental, un remate del Pity Martínez y el rosarino cazador de rebotes. 

También apostó por dos laterales que funcionaron correctamente. Todo lo que hace Gallardo está saliendo según los planes. River ganó, se lo dedicó a Boca y ovacionó a todos los jugadores que hace minutos llegaron al club de la mano del Muñeco, como Scocco, Pinola y Enzo Pérez

Con el resultado a favor, en la vuelta podrá estar nuevamente el esquema con cinco volantes para hacer un juego friccionado, sin demasiados espacios para el rival y el as en el banco para partir el encuentro. 

Comentarios ()