Real Madrid 0-1 Barcelona: Rakitic sentencia media Liga en el Bernabéu
Getty
Victoria incontestable de los culés, que perdonaron un triunfo más amplio ante un Madrid carente de gol.

Los dos gigantes del fútbol español se daban cita solo 3 días después de la semifinal copera con pocos cambios en los onces. Solari dio la alternativa a su portero de Liga, Courtois, y sustituyó a Lucas Vázquez por Bale. Valverde prescidió de Semedo en favor del recuperado Arthur, dejando que la responsabilidad de parar a Vinícius recayese sobre Sergi Roberto.

Los 9 puntos de ventaja de los barcelonistas sobre los blancos obligaban a los locales a buscar la victoria. El Madrid ejerció una gran presión de inicio que provocó una temporanera tarjeta de Busquets. Los blancos dominaron el primer cuarto de hora y crearon un par de ocasiones con un remate de Benzema y otro de Kroos, que detuvo Ter Stegen.

El Barcelona, menos necesitado, esperó algún chispazo de Messi y las apariciones de Alba y Dembélé por la banda izquierda. Por ahí se sucedieron las primeras llegadas de los culés, que pudieron marcar en el minuto 18. Suárez y Messi conectaron pero el remate picado del argentino se marchó fuera por poco. A partir de ese momento los visitantes se hicieron con el control del juego y dominaron el centro del campo. Su superioridad se tradujo en gol en el minuto 26 después de una gran conexión entre Rakitic y Sergi Roberto. El croata aprovechó la asistencia del lateral y anotó tras picar el balón por encima de Courtois.

El Madrid se repuso del gol y llegó al área por oleadas pero con más ruido que nueces. Todo lo contrario pasaba en el otro área, donde el Barça aparecía poco pero con mucho peligro. Courtois evitó el segundo gol del Barça tras un zurdazo de Suárez y el partido se fue 0-1 al descanso con polémica. Ramos golpeó en la cara a Messi en una pugna por el balón y con difícil diagnóstico de su intencionalidad. Ni el VAR ni Undiano se mojaron. Todo OK.

Los locales salieron con ímpetu en la segunda parte mientras que el Barça esperó su oportunidad para sentenciar al contragolpe. Dembéle y Suárez estuvieron cerca de marcar y Solari sacó a Valverde por Kroos para intentar hacer más compacto su desorganizado centro del campo. El siguiente en salir fue Bale, que dejó su lugar a Asensio tras otro partido desaparecido. El público le despidió con silbidos.

El Madrid carercía de plan mientras que cada llegada del Barça suponía medio gol. Dembélé perdonó el segundo con un remate cruzado y dejaba el resultado en el aire. Ernesto Valverde retiró a Arthur y perdió el control del balón. Después quitó a Dembélé y perdió velocidad en ataque.

Pese a ello el Madrid nunca dio la impresión de poder marcar. Los blancos apenas inquietaron a Ter Stegen y el Barça alcanzó un nuevo triunfo en el Bernabéu que deja a los blancos sin opciones de título. Los culés le aventajan en 12 puntos a los merengues y encarrilan el título de liga.

Comentarios ()