Porto ganó en la prórroga gracias al VAR y se instaló en cuartos
Octavio Passos/Getty Images
Un penal cometido por Florenzi dejó expuesta a una Roma que luchó durante 120 minutos, pero que perdió 4-3 en el global.

Porto avanzó a los cuartos de final de la  UEFA Champions League después de 120 minutos de tensión en el Estadio do Dragão. El conjunto local consiguió idéntica ventaja que la de Roma en la ida (2-1) y es por eso que la definición llegó al tiempo suplementario. Pero una acción a los 114' fue revisada por el VAR y terminó en el penal consagratorio para el Dragón.

Rubén Uría: "PSG: El color del dinero, el color del fracaso"

Casillas hace historia en la Champions League: llegó a su victoria 101 y superó a Cristiano

Con una postura decidida, el dueño de casa encontró el gol a los 25 minutos de la primera mitad a partir de una llegada del mexicano Jesús Corona al área, quien tocó a la izquierda para Moussa Marega y éste sirvió para que Tiquinho Soares empujara el balón al arco libre.

Porto era más y no veía riesgo en su arco, hasta que una infracción innecesaria de Eder Militao sobre Diego Perotti cuando el argentino iba en retroceso hacia la línea del área grande, le permitió a Daniele De Rossi la chance de penal. Con suma tranquilidad y mientras Iker Casillas se arrojaba al otro costado, el experimentado mediocampista festejó el empate a los 36'.

Tecatito Corona volvió a ser preponderante para abastecer con un centro pasado a Marega a los 6' del complemento y los de Sergio Conceiçao volvieron a tomar la diferencia de un gol para sacudir a los de la capital italiana.

El elenco luso tuvo mayor predisposición al ataque, Roma desperdició una de las pocas claras de la mano de Perotti y el choque llegó al tiempo extra ante el 3-3 en el global.

La prórroga contó con una pizca de emoción y fue a través del Giallorosso, que merodeó amenazante el área lusa, consciente de que un tanto finiquitaría la historia. Edin Dzejko tuvo dos oportunidades: al minuto 110 con un disparo que se marchó alto y 120 segundos después al quedar mano a mano con Casillas, pero picó el balón y se quedó corto con su definición.

A falta de seis minutos para el final, Alessandro Florenzi empujó en el área a Fernando Santos y evitó que llegará a un buscapié cruzado de Maximiliano Pereira. El árbitro turco Cuneyt Cakir decidió revisar la acción mediante la tecnología y decretó penal, el cual fue cambiado por gol en el pie del brasileño Alex Telles.

El artículo sigue a continuación

Sobre la hora, una jugada que pareció infracción dentro del área portuguesa provocó un estado de nervios absoluto en el estadio de Oporto, pero el referee no lo consideró después de ser informado y la sanción de penal quedó en la nada.

Porto se llevó una clasificación sufrida y regresará a la instancia de los ocho mejores del certamen continental después de haberlo hecho en la temporada 2014/15 por última vez.

 

Comentarios ()