Senegal da la cara por África (1-2)
Getty
Luego de que los cuatro primeros representantes del Continente Negro perdieron en su presentación, su último debutante se coloca líder del Grupo H.

El inicio de Rusia 2018 estaba dejando una imagen muy habitual en África: cuatro partidos, cuatro derrotas. Si bien Egipto, Marruecos y Túnez cayeron agónicamente dando pelea hasta el final -lo de Nigeria ante Croacia fue otra cosa-, el saldo era el habitual: la eterna promesa africana que se cae en la Copa del Mundo.

El último partido de la primera jornada ha dejado otra imagen habitual: Senegal ha dado la cara por su región con una sorpresiva victoria por 1-2 sobre Polonia, la favorita en el Grupo H.

Y lo hizo merecidamente. Aunque en la primera media hora del partido predominó el respeto mutuo, poco a poco el once senegalés fue ganando más presencia en territorio polaco, hasta que un remate defectuoso de Idrissa Gueye a servicio de Sadio Mané se coló fortuitamente a la meta tras el rechace de Thiago Cionek, que dejó sin opciones a Szczesny al minuto 37.

El artículo sigue a continuación

Aunque Polonia reaccionó y Robert Lewandowski estuvo cerca de igualar en el arranque del segundo tiempo, fueron los africanos quienes siguieron generando más peligro por las bandas.

El 0-2 al 60', sin embargo, fue producto de una grave pifia de Krychowiak y Bednarek; el primero envió el balón hacia atrás, su compañero tardó en reaccionar y ninguno de los dos se percató que Niang llegaba desde la banda para superar la salida desesperada de Szczesny,

Krychowiak le dio un poco de emoción al cierre del partido con el 1-2 al minuto 85, pero fue insuficiente. Senegal cerró bien para concretar la sorpresa y llevarse los tres puntos y el liderato del grupo junto a Japón.

Comentarios ()