Chile siempre estuvo a la altura de Polonia
Getty
La plantilla de Rueda no se desmoralizó con los dos goles en contra, igualó y lo cerró.

Chile rescató una buena igualdad en Poznan ante Polonia, que se despidió ante su público previo a su participación en el Mundial de Rusia 2018. Tal y como en toda la segunda gira del seleccionador Reinaldo Rueda, el inamovible 4-2-3-1 equiparó fuerzas ante los titulares de combinados europeos. Estuvo a la altura porque se atrevió a dañar, hilvanando lucidas jugadas asociadas para destrabar la zaga local.

Mejores que España y fuera del Mundial

El artículo sigue a continuación

De entrada, entró a atacar el arco de Wojciech Szczesny. Diego Valdés lo intentó sorprender con un zurdazo direccionado al techo, en la culminación de una pelota profunda de Paulo Díaz que dejó en juego Nicolás Castillo. El rebote lo capturó el ex Audax. Luego Castillo probó una chilena que contuvo bien el meta de Juventus. Y a Junior Fernandes le frustraron el grito de un gol por posición de adelanto.

Ahí todo se dio vuelta. Polonia celebró, como en innumerables ocasiones, con Robert Lewandowski. El capitán metió un zurdazo imposible para Gabriel Arias, que venía de atajar desde el suelo el tiro de Karol Linetty. También equipararon la posesión del balón y, de un duelo ganado por la banda (Kamil Grosicki a Paulo Díaz), vino el atropello de Piotr Zielinski. 2-0.

La Roja no bajó los brazos y Castillo se perdió otra, aún más clara, solo. Pero, rápidamente, Diego Valdés acortó la distancia con un cabezazo. Recién, el cuerpo técnico había cambiado de banda a Fernandes y reemplazado a Sebastián Vegas, que tenía amarilla, por Miiko Albornoz. El lateral de Hannover tocó con Ángelo Sagal, el asistente del descuento, y en el complemento firmó el resultado definitivo con una volea muy potente. A la larga, sumó la salida que faltaba con un central fuera de su puesto natural. Los de Rueda lo controlaron defensivamente y los mundialistas solo pudieron certificar una victoria por medio de Arkadiusz Milik, que la picó desviada con Arias rendido y Díaz eludido. El marcador no tenía cómo volver a moverse.

Comentarios ()