Levante 1-2 Real Madrid: El VAR conecta al Madrid a LaLiga
GETTY IMAGES
Benzema y Bale maquillan un partido gris del equipo de Solari.

Negados a la rendición. Sin brillo o con él, el ADN blanco lleva consigo una única consigna, la de jamás bajar los brazos. Y si bien pareció bajarlos contra el Levante, se encargó el punto de penalti de volver a levantárselos. El Real Madrid ganó gracias a dos penas máximas (1-2) y se guardó las pocas papeletas que le quedan para coronarse campeón de España.

Y eso que desconectó el Madrid de LaLiga en el Ciutat de València. Espeso e indolente durante buena parte del choque, no hizo ni mucho menos más méritos que un Levante peleado con la mala suerte. Llevó la iniciativa y sirvió las ocasiones, pero el gol llegó vestido de blanco. Bardhi cortó un servicio al área de Modric y el VAR le abrió los goles a Iglesias Villanueva, que allanó la rocosa senda blanca señalando una pena máxima convertida por Karim Benzema (43’).

Y es que hasta entonces, poco o nada se había visto en ataque del Madrid, superado por un Levante al que solo frenó la madera. Una, la de Roger, antes del tanto madridista, y otra, la de Morales, justo después en un mano a mano ante Courtois. El mismo portero belga que en el inicio del segundo asalto salvó ante Roger lo irremediable. Tanto se lo buscó un apático conjunto blanco que el Levante acabó por encontrar premio a tanta insistencia. Morales puso el centro y Roger Martín al fin convirtió (60’), anticipando un desenlace que jamás se dio.

Cuando más evidente parecía la enésima caída blanca a los infiernos, cuando más cerca parecía de hincar la rodilla liguera el equipo de Concha Espina, Doukouré golpeó dentro del área a Casemiro y Bale convirtió el segundo penalti (78’). Detonante de un enfado, el del galés, que bien maquilla sin embargo la gris victoria de un Real Madrid enemistado con el brillo, pero reconciliado con la competición doméstica.

Comentarios ()