Huesca 0-1 Athletic: Los leones siguen mirando hacia arriba
Getty Images
Los oscenses acumularon muchas ocasiones en los últimos 15 minutos pero no pudieron empatar el tanto de penalti de Raúl García.

El Alcoraz no pudo celebrar la continuidad de la buena racha (la mejor de la temporada) que atravesaba el Huesca, y todo por un penalti en la primera mitad que transformó Raúl García para el Athletic. El cuadro vasco consiguió arañar los tres puntos de un duelo que se le torció en los últimos minutos por un asedio final -y fallido- de los locales, y hunde en la última posición de la tabla a los de la cruz de San Jorge.

El Huesca decidió controlar más la pelota mientras que el que dominó la primera mitad fue el Athletic. Los de Francisco llegaron a avisar con un tanto de Enric Gallego pero el colegiado tuvo que anularlo ya que la posición del ariete estaba claramente adelantada, incluso Chimy Ávila había estampado su zurdazo en el lateral de la red minutos antes. Los vascos, por su parte, siguieron aguantando y buscando el momento idóneo para atacar, y ese instante llegó a la salida de un córner cuando Íñigo Martínez ganó la posición a Diéguez en el área chica. Éste le derribo y el colegiado Sánchez Martínez decretó la pena máxima. Raúl García no falló. Con el marcador a favor, Williams se quedó en solitario en el ataque visitante y en uno de los balones que le llegó se sacó una volea escorada que obligó a Santamaría a despejar de puños el que hubiese sido 0-2.

El equipo de Garitano gozó de ocasiones a la vuelta de los vestuarios. Williams se arropó con Raúl García y dieron trabajo a Santamaría. Sin embargo, se vieron superiores y no resolvieron el duelo. Esto lo aprovechó el Huesca que se reactivó en el último cuarto de hora pero su reacción fue tardía. Ferreiro y Enric Gallego pudieron poner las tablas el duelo pero Herrerín y su zaga lo evitaban como podían. El Athletic sufrió y sudó tanto que vio como David Ferreiro tuvo en sus botas el 1-1 si no llega a ser porque su propio compañero, El Cucho Hernández, desvió con la testa el centro que iba perfecto para su compañero. Los oscenses remaron y remaron pero el pitido final llegó antes que ellos a la isla del empate.

Con este resultado, el Huesca frena en seco su gran racha tanto en El Alcoraz como en victorias consecutivas y se queda a seis puntos de la salvación. Los de Francisco tendrán que viajar a Cornellà para jugar contra el Espanyol en la próxima jornada mientras que los de Bilbao recibirán al Éibar en un derbi vasco que se antoja vital ya que ahora están solo separados por un punto y una victoria les hace meterse de lleno en la lucha por Europa.

Comentarios ()