Gremio eliminó a una Universidad Católica que no se generó ninguna opción de gol
Itamar Aguiar/Getty
En el duelo más importante, la producción cruzada fue apenas un tiro de lejos de Aued y uno de Puch en el último suspiro. Ahora va a la Sudamericana.

Increíble, pero cierto. Universidad Católica necesitaba de un triunfo y de una concentración íntegra para lograr el objetivo: sortear el Grupo H e instalarse en los octavos de final de la Copa Libertadores en Porto Alegre frente a Gremio. Pero luego del asedio inicial, que sorteó con éxito con cuatro entradas repartidas entre sus centrales Benjamín Kuscevic y Germán Lanaro, vino un balón larguísimos de Michel que capturó Alisson y que ni los zagueros ni el lateral Cornejo pudieron frenar. En la esquina del arco de Matías Dituro se coló el tiro cruzado.

La insistencia del Tricolor no decayó y el derechazo desde fuera del área de Jean Pyerre casi bate a Dituro de no ser por un vuelo increíble del meta argentino, y antes del complemento tuvo otra, de la mano de Maicon, otra vez desde lejos, que también aseguró Dituro.

El artículo sigue a continuación

Y el segundo tiempo fue calcado al primero, con la salvedad de que los precordillerano ganaron en la faceta de la posesión. Pero todas las llegadas, al igual que en el lapso inicial, correspondieron a los brasileños. Everton la intentó ubicar en un ángulo y Dituro la despejó con dificultad, y Thaciano extendió la ventaja en el área pequeña luego del centro de Leonardo Gomes en una acción en la que Juan Cornejo se enreda en la salida por su franja.

Gremio se clasificó en el segundo puesto con diez unidades, mientras que el campeón chileno quedó eliminado, sin siquiera anotarse una chance de gol, y buscará la gloria en la Copa Sudamericana, pero ya en el segundo semestre cuando se reponga el fútbol sudamericano tras la Copa América de Brasil y resentido desde el punto de vista económico.

080519 Gremio Universidad Católica Michel César Pinares

Comentarios ()