La U se acostumbra al tenis
Última actualización
Douglas Magno/Getty
El elenco chileno se anotó la peor derrota internacional de toda su historia. Desdibujada y descolocada, nunca dejó de sufrir en el Mineirao.

Un 7-0 en el tenis no es tan grave, porque demuestra que el derrotado luchó para llegar al tie break. En el fútbol es diametralmente distinto: que te superen por siete goles de diferencia te obliga a modificar de raíz lo que intentaste. Cruzeiro le propinó esa goleada a Universidad de Chile y la dejó complicada en su tarea por acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores. Y no porque las matemáticas le impidan seguir luchando, sino porque el equipo laico se derrumbó en lo mental y se dedicó a esperar el pitazo de Roddy Zambrano con aislados arranques de valentía.

Thiago Neves inauguró el festín con un tiro libre que dejó parado a Johnny Herrera. Rápido, Rafinha puso el segundo luego de una profundización de Giorgan de Arrascaeta para Sassá, que le picó el balón al seleccionado chileno y se lo dejó servido al puntero derecho. Antes del descanso, los de Guillermo Hoyos se animaron a reaccionar pero los cabezazos de Mauricio Pinilla y Christian Vilches salieron desviados. Hasta que vendría el derrumbe. 

260418 Dedé - Yeferson Soteldo - Cruzeiro vs Universidad de Chile

Sassá cambió por gol la falta penal de Vilches sobre De Arrascaeta y el ex Colo Colo salió expulsado por bajar al uruguayo en la jugada posterior al 3 a 0. Justo tras la reposición, Rodrigo Echeverría se ganó la segunda amarilla por llegar muy tarde ante el 10. De Arrascaeta fue una fiesta. Y en la acción, el defensor ni buscó la pelota. Solo había impotencia. 

El artículo sigue a continuación

Siguió intentándolo la visita, sin fútbol, gente ni orden táctico. Así, Fábio amagó los gritos de gol de Yeferson Soteldo y Ángelo Araos, los únicos que destacaron desde su ímpetu. Pero en esa búsqueda, Sassá conectó un centro de Egidio, Thiago Neves culminó una combinación de De Arrascaeta con Lucas Romero y Rafael Sóbis, por otra habilitación de Fabio, firmó la peor derrota azul en toda su historia internacional. Cuatro días después de comerse un 6-1, la U se acostumbró al tenis.

Comentarios ()