Perú derrotó a Chile y vuelve a una final después de 44 años
030719 Chile Perú Mauricio Isla Yoshimar Yotún
Raúl Arboleda/Getty
Los dirigidos por Ricardo Gareca volvieron a su mejor versión, se quedaron con el Clásico del Pacífico por 3-0 y jugarán por el título ante Brasil.

La Selección peruana recuperó la memoria en el momento oportuno. Extrañaba la precisión, el funcionamiento colectivo y esa idea de juego clara que lo caracterizó en las Eliminatorias para Rusia y en el mismo Mundial 2018. Apareció tarde la mejor cara de la Rojiblanca en la Copa América 2019, pero bienvenida.

Los dirigidos por Ricardo Gareca vencieron por 3-0 a Chile en el Arena do Gremio de Porto Alegre y logró la tercera clasificación de su historia a la final del torneo, después de las conseguidas en 1939 y 1975. El domingo, con un fútbol mucho más fiable, irá en busca de un Maracanazo ante Brasil, justamente con el que perdió 5-0 en la fase de grupos.

El dominio de Perú se pudo apreciar desde el inicio a partir del dominio neto del balón y una primera chance de Christian Cueva que fue desperdiciada ante un flojo remate. En contrapartida, La Roja encontró la chance más nítida del primer tiempo luego de una gran acción de equipo, que finalmente Charles Aránguiz no pudo aprovechar: su disparo se marchó desviado.

La apertura del marcador llegó a través de Edison Flores, quien encontró el balón tras un centro pasado de André Carrillo y definió dentro del área con un zurdazo cruzado que dejó clavado sobre el césped, sin nada que hacer, a Gabriel Arias.

Después del gol, la Bicolor no cedió y mantuvo bajo control el partido, con un Paolo Guerrero como referencia, que jugó bien de espaldas y de frente, que guió los avances y fue la brújula para sus compañeros.

A los 38', un pase largo por la derecha a Carrillo vio salir lejos al arquero chileno. Casi sobre la línea de fondo, el mediocampista envió un centro atrás que salió alto y halló una notable resolución de Yoshimar Yotún: el hombre de Cruz Azul la paró de pecho en el borde del área y remató bajo y de zurda, con seguridad, al arco vacío.

El ingreso de Ángelo Sagal por José Fuenzalida intentó regenerar al por entonces bicampeón, pero no pudo provocar mayor riesgo. Salvo un balón detenido que estalló contra el palo tras el cabezazo de Eduardo Vargas, los de Reinaldo Rueda no lograron quebrar el cero en el arco de Pedro Gallese, quien también tuvo tres oportunidades de exhibir sus condiciones, una de ellas en un mano a mano con Vargas y otro remate raso de Alexis Sánchez.

El Tigre Gareca le dio entrada en el segundo tiempo a Christofer González (se perdió un gol increíble) en lugar del lesionado Flores, a Andy Polo por Carrillo y a Josepmir Ballon en sustitución de Cueva. La Roja sintió la urgencia, lo fue a buscar y tuvo mayor protagonismo pero le faltó el gol para transmitirle presión a los peruanos. En definitiva, su ilusión del tricampeonato se desvaneció.

En el tiempo de descuento, con un Chile desanimado y la hinchada peruana que se lucía desde las tribunas ante los toques de su equipo, Guerrero tuvo su chance y no la desaprovechó: recibió de Renato Tapia, eludió a Arias en el cara a cara y definió con el arco libre para coronar la goleada.

El artículo sigue a continuación

A los 94', una infracción de Luis Abram en el área derivó en el VAR y La Roja tuvo su posibilidad del tanto del honor desde los 12 pasos. Pero Vargas no tuvo mejor idea que picar el balón y Gallese estuvo atento para atajarlo y dejar su arco en cero.

Perú conservó el resultado, festejó la victoria en el Clásico del Pacífico y buscará en Río de Janeiro su tercer título de Copa América. Su sueño, con este rendimiento, puede hacerse realidad.