El Camp Nou esperaba a un Rey y apareció el 'Dios Messi'
Lluis Gene
Messi liquida al Chelsea con dos goles y una asistencia a Dembélé, alcanza las 100 dianas en la Champions y clasifica a los culés a cuartos de final.

El Camp Nou esperaba a un Rey pero acabó recibiendo a su Dios del fútbol reencarnado en la figura de un Leo Messi al que le bastaron solo tres minutos para batir a Thibaut Courtois tras una jugada individual en el que pudo recorrer toda la línea de fondo antes de fusilar al portero belga. Hacía pocos minutos que había sido recibido con todos los honores tras su tercera paternidad y el 'tifo' que le tenía preparado la afición, en el que se leía 'God save the King', acabó quedándose corto ante el regreso del rosarino a los terrenos de juego tras diez días sin jugar ni un solo minuto.

Ya advertía Sergio Busquets en la previa que "Messi está muy bien" y no mentía. Todavía insatisfecho con el 1 a 0 el rosarino agarró otro balón en la línea de tres cuartos, se zafó de su amigo de Cesc Fàbregas y esperó a que Luis Suárez barriera la defensa inglesa para, en lugar de buscar su segundo tanto, esperar la incorporación de Ousmane Dembélé y habilitarle para que se estrenara como goleador barcelonista en un partido tan señalado como el que permite al Barcelona meterse en el sorteo de cuartos de final de la Champions League que tendrá lugar el próximo viernes.

El artículo sigue a continuación

FC Barcelona: calendario, resultados y partidos en la temporada 2017/18

El Chelsea apretó en el segundo tiempo. Con Andrés Iniesta, innegociable titular siempre que esté disponible, y Dembélé, que sigue en clara progresión al alza, renqueantes y Sergio Busquets con un golpe en el tobillo que provocó su sustitución el cuadro inglés intentó sorprender al Barcelona, cuya defensa no funcionó con la precisión de otras ocasiones -allí está el penalti no pitado de Gerard Piqué a Marcos Alonso-, pero Marc-André Ter Stegen supo estar cuando hizo falta. De nuevo, las opciones del Chelsea fueron una ilusión que duró lo que quiso el rosarino.

A los 63 minutos recibió un balón de Luis Suárez, quien le había dado la asistencia que abrió el marcador, y se fue directo a por Courtois, al que volvió a superar con un tiro cruzado que le consolida como la peor pesadilla de los equipos ingleses fuera de su isla. Nadie le ha metido más goles a los clubes ingleses que Messi. De momento, van veinte. Pero que nadie descarte que el rosarino pueda aumentar sus registros en próximas eliminatorias. Porque el Dios argentino está de vuelta en el Barcelona.

 

Comentarios ()