Barcelona 1–0 Atlético de Madrid: La Liga baila al son de Leo Messi
Getty Images
El argentino alcanza la cifra de 600 tantos en su carrera como profesional y fue clave para la victoria ante el conjunto rojiblanco.

Victoria importante del Barcelona en el Camp Nou ante el Atlético de Madrid. El club de la ciudad Condal se sitúa a ocho puntos del cuadro rojiblanco, su más inmediato perseguidor. Simeone fue valiente en su planteamiento y le plantó cara en un choque donde los equipos se repartieron el dominio en las dos mitades: el azulgrana en la primera y el colchonero en la segunda. Sin embargo, una genialidad de Lionel Messi, otra más, con un gran lanzamiento de falta, deja los tres puntos –y casi el título de Liga- en casa. Iniesta se marchó lesionado y Piqué acabó con molestias.

Diez minutos. Eso es lo que duró el equilibrio del primer tiempo una vez señaló el inicio Jesús Gil Manzano. El Barcelona se hizo con rapidez con el dominio del balón y cercó al Atlético en su área a pesar de la presión rojiblanca. Si bien las ocasiones brillaban por su ausencia, todo indicaba que los tres puntos se iban a quedar en casa. Las malas noticias para Ernesto Valverde no tardaron en llegar, puesto que, en el minuto 23, Andrés Iniesta se dolía de la parte de atrás de su muslo derecho. Aguantó 10 minutos antes de que el propio manchego se diera cuenta de que no podía continuar. André Gomes salió en su lugar.

El artículo sigue a continuación

Messi recibía y estaba más activo que nunca, arrancando, como es habitual, el coreo de su nombre en las gradas. Llegó a zafarse de hasta tres rivales a la vez en una ocasión. El momento del argentino llegó a la hora de un lanzamiento de falta en el minuto 26 y que envió directo a la escuadra para poner el 1-0 en el marcador. Inmejorable manera de anotar el gol 600 en su carrera como profesional (Barcelona y Selección Argentina). El dominio azulgrana era más que latente y se mantuvo durante el resto de la primera mitad, donde el Atlético de Madrid fue incapaz de rematar entre los tres palos.

Tras el paso por los vestuarios, el Atlético salió con otro ánimo y más atrevido conocedor de lo que estaba en juego sobre el terreno de juego. Los acercamientos eran más frecuentes, aunque sin mucho peligro con el paso de los minutos. Otro problema para Ernesto Valverde llegó cuando Piqué tuvo que ser atendido por un problema en su rodilla derecha. El defensa, sin embargo, hizo de tripas corazón y volvió al verde del Camp Nou. En el minuto 66, Diego Simeone se lanzó a uno de los planteamientos más ofensivos que ha realizado al frente del Atlético de Madrid jugando con un 3-4-3: solo valía puntuar.

El acto de valentía del técnico argentino obligaba a que sus jugadores deberían tener el balón dominado. De no ser así, la capacidad ofensiva del Barcelona le permitía estar en situación de ventaja de cara a llegar a la meta de Oblak. Los últimos 20 minutos se rompieron y el balón se alternaba en los dos campos. Se anuló un gol en el 86’ a Gameiro por fuera de juego claro de Diego Costa. Sin embargo, el marcador no volvió a moverse y Jesús Gil Manzano señaló el camino a los vestuarios. Con el 1-0 se llegó al final y Leo Messi, una vez más, se convierte en el principal protagonista de un partido importante. Tres puntos que le permiten acariciar un nuevo título liguero ante un Atlético de Madrid que lo intentó, pero no pudo.

Comentarios ()