Atlético de Madrid 1-1 Barcelona: Empate agónico entre dos líderes
Getty
Dembélé pide el perdón del entorno azulgrana rescatando un punto al borde del final

La lucha por el primer puesto de la Liga sigue apretada, y parece que va para largo. Ni el Atlético de Madrid ni el Barcelona lograron imponerse (1-1) en un enfrentamiento de marcado perfil táctico, y en el que las carencias resaltaron más que las virtudes. Diego Costa se reencontró con el gol a la salida de un córner, pero Dembélé firmó la igualada cuando los aficionados rojiblancos estaban a punto de marcharse.

Así queda la clasificación de la Liga Santander

Ambos equipos salieron al campo más preocupados por no perder el partido que por ganarlo. Ni siquiera podríamos hablar de un intercambio de golpes: el del Metropolitano fue el primer encuentro de la temporada sin un solo remate a puerta en todo el primer tiempo. El Barça apostó por un sistema con dos puntas, inofensivo en la práctica porque Messi apenas contaba con apoyos. Y aunque el Atlético estuvo mejor en defensa, no aprovechó los espacios de su rival porque el estado de su ataque es el que es: Diego Costa y Griezmann siguen sin inspiración, y la apuesta de Lemar por Correa tampoco resultó efectiva.

El artículo sigue a continuación

La cautela se mantuvo tras la reanudación. Los rojiblancos intentaron llegar al contragolpe con su pareja de delanteros, si bien les faltaban apoyos en el centro del campo que aportasen una mayor verticalidad. Simeone trató de compensarlo con la entrada de Vitolo, sin que eso sirviera para aportar velocidad. Si logró frenar cualquier intento de reacción catalana, beneficiándose de un ambiente tenso. El árbitro tuvo incluso que recurrir al VAR por un posible penalti de Arturo Vidal, no concedido porque juzgó que el balón le rebotaba en el brazo involuntariamente.

A trece minutos del final, Diego Costa se reencontró con el gol en el momento más oportuno, tras rematar desde el segundo palo un córner botado por Griezmann. El hispanobrasileño llevaba desde febrero sin marcar en la Liga, y aún sin desplegar un juego brillante supo responder cuando el equipo más lo necesitaba. De hecho, se lesionó en esa misma acción. Y a pesar de todo no fue el único protagonista.

Otro de los hombres que llegaba cuestionado a la cita era Ousmane Dembélé, quien no había sido convocado la pasada jornada por un episodio de indisciplina. En esta ocasión el francés ingresó desde el banquillo con la difícil papeleta de evitar la derrota, y no decepcionó a quienes aún creen en él. Al filo del descuento, aprovechó un pase al hueco de Messi para desmarcarse y sacar un zurdazo ante el que Oblak ni Lucas pudieron hacer nada. Unas tablas que aprietan aún más si cabe el liderato.

Comentarios ()