Athletic Club 1-3 Real Sociedad: Los Txuri Urdin hacen valer su cantera en San Mamés
Dos penaltis de Oyarzabal y otro tanto de Sangalli destrozan a unos leones muy endebles en defensa

El derbi vasco se ha saldado con victoria de la Real Sociedad (1-3) sobre un Athletic que sigue pagando caro sus errores defensivos. Aunque la primera mitad estuvo más igualada, los de Garitano resolvieron en la reanudación con dos tantos de Sangalli y Oyarzabal. Sin opciones de alinear su mejor once por las numerosas bajas, la Real lo sacó adelanta con hasta nueve jugadores formados en la cantera.

Messi llega al césped que Cristiano regó con lágrimas

Ninguno de los dos equipos enfrentó el derbi en su mejor momento. El Athletic necesitaba unos tres puntos que no logra desde la primera jornada. La Real Sociedad no llegaba mucho mejor, con hasta ocho bajas y un Willian José entre algodones, por lo que todo su plan pasaba por aguantar el vendaval local del arranque, contrarrestar las incursiones rojiblancas y esperar una oportunidad. Ésta llegó a la media hora, un penalti de Íñigo sobre Sangalli que requirió del VAR para ser señalado. Oyarzabal, quien aún no se había estrenado en Liga, hizo así el primer tanto del encuentro. Sin embargo, a los visitantes no les dio tiempo a celebrarlo porque de inmediato Muniain aprovechó el despiste de la zaga para igualar.

El artículo sigue a continuación

Nada más comenzar la segunda parte, Sangalli adelantó otra vez a los txuri-urdin en una jugada que reflejaba la falta de adaptación bilbaína a un nuevo estilo de juego, pues todo vino por una pérdida de Yuri en campo propio ante la presión de tres defensores. En otras ocasiones la Real había dejado escapar puntos cuando llevaban ventaja, pero esta vez los de Garitano no se complicaron la vida. El equipo retrasó líneas a la espera de resolver a la contra, mientras su rival empezó a desesperase contra el reloj. Ni siquiera supieron aprovechar las ocasiones a balón parado, pese a haber forzado bastantes.

Fruto de esa impotencia, el conjunto rojiblanco volvió a cometer un error de libro atrás: cesión fallida de Yeray a Unai Simón, recuperación de Oyarzabal, y el guardameta no tiene otra que derribarle. De nuevo el eibarrés no perdonó desde los once metros, esta vez para sentenciar a quince minutos del final.

Sin que lo nuevo funcionara, el Athletic tuvo que recurrir a los “clásicos” en busca de un revulsivo. Aduriz gozó de minutos para desmarcarse de Elustondo y sacar de sus botas el posible 2-3, pero la jugada quedaría anulada por un fuera de juego algo justo. La Real Sociedad terminó con tres centrales para finiquitar esos escasos destellos de imaginación. Así pues, tal vez el equipo rojiblanco sea quien más agradezca el parón de selecciones para refrescar ideas.

Comentarios ()