Solidez defensiva, la impronta de Queiroz que se resalta en la nueva Colombia

Comentarios()
Getty
El equipo cafetero ha logrado sacar nueve veces su arco invicto en los once juegos que ha tenido al luso en el banquillo.

La Selección Colombia cada vez afianza más la idea de juego  del técnico Carlos Queiroz, que busca consolidar un equipo sólido en defensa, solidario en la marca, agresivo y explosivo a la hora de atacar.  Sin embargo, ha sido la faceta defensiva lo que más se ha destacado de este nuevo proceso, como quedó en evidencia este sábado en el empate 0-0 ante Chile. 

El luso necesito poco tiempo para consolidar una zaga con dos centrales aguerridos, fuertes en el mano a mano y en el juego aéreo, Davinson Sánchez y Yerry Mina, a quienes les ha dado total confianza, incluso sin pasar por su mejor momento en sus clubes. Además posicionó a dos habituales centrales como marcadores de punta, Stefan Medina y William Tesillo, sacrificando salida por las bandas por un bloque más compacto atrás. 

Pero el DT no solo ha hecho cambios en la zaga para instaurar su idea de juego. En la medular cambió el doble pivote tradicional de Pekerman por una línea de tres jugadores mixta, en la que se destaca el sacrificio de Wilmar Barrios, filtro del mediocampo, y el despliegue físico de hombres talentosos como Juan Guillermo Cuadrado y Yairo Moreno, que se encargan de la elaboración de juego pero sin descuidar el regreso y las labores tácticas. 

Incluso, los delanteros han tenido que cambiar el chip y entregarse al servicio del equipo, sin importar el nombre, corriendo, presionando y quitando balones para luego posicionarse y buscar los espacios del rival para buscar el gol. 

Este modelo le ha valido a Colombia para sacar nueve veces su arco invicto en los once partidos que ha tenido al luso desde el banco. Además, bajo su mando, el equipo cafetero ha ganado seis encuentros, empatado cuatro, perdido uno y solo ha recibido cuatro goles; números bestiales que dan muy buena espina de cara al futuro.

Hay muchas cosas que mejorar, sobre todo en la faceta ofensiva ya que el equipo suele perder muchas de las oportunidades que crea, pero este proceso sigue dando muestras de crecimiento y deja ver que puede hacer grandes cosas si se lo propone. 

 

Cerrar