Noticias En vivo
Boca Juniors

Sebastián Pérez aprovechó su oportunidad y le abre una alternativa a Guillermo

22:04 ART 22/4/18
Sebastian Perez Boca Entrenamiento
Tras su negativa de bajar a Reserva, el colombiano tuvo su chance para mostrarse y respondió. Y eso que jugó casi todo el partido amonestado.

El 11 de agosto de 2016, apenas unas semanas después de consagrarse campeón de la Copa Libertadores junto a Atlético Nacional, Sebastián Pérez arregló su llegada a Boca. Llegó de la mano de Mauricio Serna, quien lo recomendó ante la dirigencia. Dos años después, un jugador joven, de proyección europea y de experiencia en la Selección Colombia, lucha para sumar minutos .

La lesión que sufrió a principios de 2017 fue lo que lo terminó de marginar de un plantel en el que, durante su ausencia, se terminaron asentando otros nombres propios. El volante central se lesionó en abril, se recuperó en octubre y, desde entonces, apenas había jugado dos encuentros: entró desde el banco ante Alianza Lima en Perú -empate 0 a 0- y estuvo desde el arranque ante Argentinos -fue derrota 2 a 0-. Entre ambos cotejos acumuló únicamente 73 minutos. Es decir, ni siquiera un partido completo.

Entre fines del año pasado y principios de este, Pérez jugó en la Reserva. Regresó ante Racing, el 19 de noviembre, y luego jugó frente a Central una semana después, contra Arsenal el 3 de diciembre, ante Colón el 27 de enero y contra Temperley el 11 de febrero. Frente al Gasolero, le dio una asistencia a Lamardo para el empate sobre el final.

Sin embargo, cuando Guillermo Barros Schelotto le pidió que volviera a disputar un encuentro en el equipo de Rolando Schiavi para agarrar rodaje, se negó. Aludió que ya estaba bien y que no necesitaba adquirir mayor ritmo futbolístico. Una actitud que no le cayó nada bien al Mellizo, quien supo jugar en la Tercera durante el 2005, cuando no podía ganarle el puesto a Rodrigo Palacio.

Pero esta semana, la lesión de Wilmar Barrios le abrió un lugar nuevamente entre los once titulares para el partido contra Newell's: con Fernando Gago todavía en la puesta a punto tras su lesión y el juvenil Julián Chicco desgarrado, Pérez era el único reemplazante natural de su compatriota. Y en su regreso, el colombiano cumplió.

A pesar de que jugó casi todo el partido condicionado por la temprana amarilla que recibió por una dura falta contra Opazo, el mediocampista redondeó una buena tarea, en especial desde la distribución: de los 36 pases que repartió, 35 los entregó bien. A 10 minutos del final, el entrenador lo reemplazó. Esta vez, Pérez se fue con la sensación del deber cumplido.