¿Se pierde la ida ante Cruzeiro? Wanchope Ábila deberá cumplir una fecha de suspensión

Comentarios()
Gabriel Rossi/Getty Images
Finalmente, el delantero de Boca tendrá que purgar una vieja sanción en la Copa Libertadores y se perdería el duelo de cuartos.

Después de lo ocurrido con Deportes Temuco, Santos y River en el caso Zuculini, Boca decidió no confiar en la Conmebol y por eso Guillermo Barros Schelotto no incluyó entre los 18 convocados para el partido de vuelta de octavos ante Libertad a Ramón Ábila, ya que el jugador apareció en el mismo listado que hizo saltar la sanción que acarreaba el volante del Millonario.

Y parece que Boca no se equivocó: finalmente Wanchope tendrá que cumplir una fecha de suspensión, que podría deberse a su expulsión en la final de la Copa Sudamericana 2015 con Huracán. Sin embargo, tampoco es certero que sea por eso. Es que en ese momento el cordobés recibió tres fechas, pero con la amnistía que dictaminó la Conmebol el 2 de febrero de 2016, su pena se redujo a un partido, que cumplió ese mismo día en la ida del repechaje de la Libertadores contra Caracas.

¿Entonces? En Boca creen que el jugador pudo haber sido informado por el venezolano José Argote luego de la escandalosa eliminación del Globo en los octavos de final de la Libertadores 2016 contra Atlético Nacional, motivo por el cual aún tendrá que cumplir una fecha de suspensión -todavía no está confirmado por la Conmebol- y no podría estar en el duelo de ida de cuartos de final contra Cruzeiro. Otra muestra de desprolijidad de la Conmebol, que vuelve a quedar expuesta y desacreditada como organizadora de la Copa.

 

Próximo artículo:
Cristiano Ronaldo falla su primer penalti en Italia ante el Chievo
Próximo artículo:
Vázquez: "No podemos pretender ganar todos los partidos cinco a cero"
Próximo artículo:
Acosta es el nuevo fichaje de Guabirá
Próximo artículo:
¿Serán Boateng y Arturo Vidal los siguientes? Los fichajes de veteranos que mejor rindieron en el Barcelona
Próximo artículo:
Campos podrá jugar contra Royal Pari
Cerrar