Real Madrid no podía pedir un rival mejor para los octavos de final

Comentarios()
Getty Images
El equipo de Zidane deberá reaccionar definitivamente en la temporada para mantener sus ilusiones en la Champions. El plan ideal.

Algunos se habrán agarrado la cabeza. Otros habrán creído que no podía haber una peor noticia. Unos cuantos tendrán pesadillas tempranas con Neymar. Pero nada de eso. El Real Madrid tiene al PSG como un rival perfecto para lo que necesita en la temporada 2017/18: un adversario que lo termine de despertar, un rival para vencer y posicionarse -otra vez- como el gran favorito a quedarse con la Champions League. 

Dejó algunas dudas en la fase de grupos. Terminó en el segundo lugar y no pudo mostrarse superior al Tottenham (que, de paso, le tocó un duro cruce ante Juventus). Como no pasaba hace un tiempo, la plantilla de Zidane dejó sensaciones de fragilidad en la zona de grupos. Pero la historia, y principalmente la realidad, indican que lo único importante para el Merengue era poner su nombre en la siguiente fase. Mano a mano, el nombre se hace grande y las estrellas brillan más que nunca. 

El artículo sigue a continuación

Quedó más que demostrado en la última temporada, cuando Napoli en los octavos de final fue un puntapié para lanzarse a conquistar Europa y Bayern Munich en cuartos de final terminó resultando la confirmación de lo evidente: de la mano de Cristiano Ronaldo, Real Madrid era el gran candidato.

No hay que irse muy lejos en la historia de la competición para toparse con el último equipo que partió como segundo en su grupo y que finalmente terminó como campeón. Y ese ejemplo no es otro que el propio Real Madrid, en la temporada pasada, cuando terminó atrás de Borussia Dortmund.

Ahora, PSG se muestra como el rival más difícil que podía tener en los octavos de final de la temporada 2017/18, pero también como el único que lo podía volver a posicionar en lo más alto. Para febrero-marzo, cuando están pautados los partidos de ida y vuelta, la sensación es que en ese período es cuando la máquina de Zidane funciona mejor que nunca. Es pasar a un grande para volverse aún más grande dentro del torneo que más lo obsesiona. Nada más complicado, nada mejor.

Próximo artículo:
El grupo más fácil que le podría tocar a Chile en la Copa América 2019
Próximo artículo:
Cómo ver Independiente - Gimnasia, amistoso de pretemporada 2019, en vivo y online: streaming y TV
Próximo artículo:
El grupo más fácil que le podría tocar a Argentina en la Copa América 2019
Próximo artículo:
Independiente - Gimnasia, amistoso de pretemporada 2019: formaciones, día, hora, árbitro y cómo verlo por TV en vivo
Próximo artículo:
Cuándo juegan los mexicanos en Europa: partidos, horarios, transmisiones
Cerrar