¿Quién es Roberto Martínez, el español que entrena a Bélgica y que pasó de Sir a Zar?

Comentarios()
Getty Images
El español, que pasó 21 años en el fútbol británico como jugador primero y como entrenador después, llegó muy lejos con Bélgica en Rusia 2018.

Pocos hubieran apostado que Bélgica iba a desfilar en la Eliminatoria mundialista como lo hizo. Y es que la historia de Roberto Martínez (Balaguer, Lérida, España, 13 de julio de 1973) empezó mal. Muy mal. El destino lo puso a dirigir su primer partido con aquella selección europea justo ante España. No fue sencillo, y no porque el rival fuera su país de nacimiento. El 2 de septiembre de 2016, los gritos que desde el público recordaban al anterior seleccionador, Marc Wilmots, martillaron su cerebro. Y el de sus jugadores, que se fueron pitados tras el doblete de David Silva en el estreno de Julen Lopetegui con La Roja.

De cortar árboles, al Mundial de Rusia

"Tras la derrota, el equipo fue consciente de la situación y reaccionó para arreglar las cosas. Me impresionó que entre el público había mucho dolor y supe que había tomado la decisión acertada al venir. No quería dejar siete años de Premier League para ir a un ambiente donde ganar o perder no importara", reconocería después de aquel amistoso en declaraciones para El País. Martínez es un hombre de retos, y en Rusia 2018 tuvo uno grande. 

Roberto Martinez Belgium 10302017

El artículo sigue a continuación

Los Eden Hazard, Kevin de Bruyne, Thibaut Courtois, Romelu Lukaku, Yannick Carrasco o Dries Mertens obligaban a hacer un buen papel en la cita rusa. Pero Martínez ya sabía lo que era hacer historia. La había hecho con el Wigan ganando el título de FA Cup en 2013, algo impensando para un club de esas dimensiones (curiosamente, ese mismo año perdería su plaza en la Premier League).

Los antecedentes inmediatos invitaban a soñar con una gran Bélgica en 2018: en el Grupo 8, lograron 9 victorias, un empate, no sufrieron ninguna derrota, marcaron 43 goles a favor y recibieron sólo 6. Una campaña casi perfecta.

Por eso Martínez, tras 21 años en el fútbol británico, primero como jugador (Wigan, Motherwell, Chester City) y después como entrenador (Swansea, Wigan, Everton), sabía que en Rusia no podría conformarse con poco. En Bélgica le exigieron que deje de ser Sir para ser Zar y él no defraudó. 

Cerrar