Pablo Blanco ya es leyenda del Sevilla: El hombre que secó a Cruyff y reclutó campeones

Comentarios()
Sevilla FC
El segundo jugador con más partidos de la historia del club recibió el XI Dorsal de Leyenda en la temporada que cumple 50 años en la entidad.

Pablo Blanco es desde este 22 de noviembre oficialmente una leyenda en el Sevilla después de recibir el XI Dorsal de Leyenda como premio a su trayectoria como jugador en la década de 1970 y 1980 pero también con el homenaje implícito a sus 50 años de servicios a la entidad de Nervión.

“No podía ni imaginarme cuando empecé a jugar en los Salesianos de la Trinidad que yo tendría en mis manos el Dorsal de Leyenda del Sevilla Fútbol Club, nada menos", comentó el homenajeado, que actualmente sigue trabajando como director de la cantera de la entidad.

El hombre que secó a Cruyff y reclutó campeones del mundo

Muchos de los jugadores a los que ha formado en los 30 últimos años no quisieron faltar al acto como fue el caso de Jesús Navas, que recientemente lo ha superado como el jugador con más partidos oficiales con la camiseta del Sevilla, Carlos Marchena, Antoñito, Kepa Blanco, Carlos Domínguez o incluso Sergio Ramos, que envió un mensaje en vídeo al homenajeado y recordó cómo comenzó a jugar de lateral derecho gracias a los consejos de Blanco.

De su época como jugador algunos de sus compañeros como Eloy Matute, Superpaco, Pintinho, Scotta o Daniel Bertoni, que viajó desde Argentina para estar presente en el homenaje, recordaron la entrega y el tesón de Blanco sobre el campo y el que fuera su entrenador, Manolo Cardo, rememoraba cómo siempre le tocaba bailar con la estrella rival y llegó a secar a delanteros míticos como Johan Cruyff, Kempes, Leivinha o Cardeñosa, que asistió al homenaje junto a otros veteranos del Real Betis y elogió el trabajo de Blanco con los escalafones inferiores.

Tampoco faltaron representantes de la plantilla del Sevilla como los capitanes Jesús Navas, Éver Banega, Daniel Carriço y Sergio Escudero, el actual entrenador Pablo Machín y su cuerpo técnico, el director de fútbol, Joaquín Caparrós, y, por supuesto, el presidente, José Castro, que dejó claro que no se entiende la historia del Sevilla sin Pablo Blanco, que durante su discurso de agradecimiento se acordó de todos sus compañeros y del ex presidente, Roberto Alés, al que señaló como artífices de los éxitos actuales del club.

Más allá del sevillismo, tampoco faltaron a la cita otros rostros destacados del deporte rey como el presidente de la Federación Andaluza de Fútbol, Eduardo Herrera, o el presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, así como otros representantes de la vida política sevillana como el Alcalde, Juan Espadas, o el ex Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que junto a algunos de los socios más antiguos del Sevilla abarrotaron el antepalco del Ramón Sánchez-Pizjuán para elevar a Pablo Blanco hasta el Olimpo de los dioses del sevillismo.

Cerrar