Orgullo en el Real Madrid por el pase a la final: “Estamos haciendo historia”

Comentarios()
Getty
El club blanco fue el primero en lograr dos títulos de Champions consecutivos. Ahora va a por el tercero. Nadie jugó tres finales seguidas en 20 años.

LA INTRAHISTORIA

No ha sido una temporada sencilla. Nada sencilla. Durante mucho tiempo han resonado con fuerza en la Casa Blanca derrotas sorprendentes como ante el Leganés en Copa, el Clásico del Santiago Bernabéu o ante el Tottenham en Wembley. La planificación deportiva y la gestión de la misma han estado incluso en el ojo del huracán. Sin embargo, si hay algo que caracteriza al Real Madrid durante toda su historia es que nunca bajan los brazos. Y que son campeones. Sobre todo esto: que son campeones entre campeones. Y al final este equipo blanco ha acabado demostrándolo clasificándose para la final de la presente Champions League. Una nueva demostración del poderío madridista en el panorama futbolístico actual, aunque fuera más tarde de lo que seguramente se esperaba en el presente curso. La reafirmación de que están ante una época gloriosa a día de hoy.

El artículo sigue a continuación

EL AÑO PERFECTO DE BENZEMA VALE UNA FINAL

No obstante, tras eliminar al campeón francés (PSG), al campeón italiano (Juventus) y al campeón alemán (Bayern), el Real Madrid ha logrado romper con veinte años donde ningún otro equipo había logrado jugar tres finales de Champions consecutivas. La cuarta en el último lustro. Y ya con tres Orejonas en el bolsillo. Siendo así el primer equipo en la historia de la Champions League en lograr dos títulos de forma consecutiva. Que pueden ser tres si el próximo 26 de mayo certifican una victoria en Kiev.

“Estamos haciendo historia”, coinciden en valorar a Goal en diversos estratos del club blanco un día después de eliminar al Bayern, con una indisimulable expresión de orgullo por semejantes registros. Y sobre todo, por la exhibición de ese asombroso gen campeón que luce el Real Madrid por Europa. No son invencibles, como reconocía Sergio Ramos en rueda de prensa sólo un día antes del partido. Pero lo parecen. Y el resto del mundo así lo interpreta. “Ahora hay que pensar en conseguir el título”, dicen estas mismas fuentes a Goal. Sin regodearse ni un momento en el fugaz hito de alcanzar la final. El sufrimiento queda ya en el olvido. La gloria sólo está en el título. Es el sino del Real Madrid.

Cerrar