Héctor Herrera volvió a un viejo rol y cumplió en el empate entre Atlético de Madrid y Manchester United

El Atlético de Madrid se queda con un sabor agridulce después de su empate 1-1 contra Manchester United, sabiendo que fue superior al rival, pero no logró traducir ese dominio a más tantos en el marcador.

Contra todo pronóstico, el Cholo Simeone le respetó la inercia a Héctor Herrera, que tras su gran cotejo el fin de semana contra Osasuna, vio su esfuerzo recompensado con la titularidad en el partido más importante hasta ahora en la temporada.

El mexicano disputó los 90 minutos en el centro del campo, haciendo una buena dupla con Kondogbia, superando en intensidad y fluidez de pelota a Fred y Paul Pogba.

Contrario a lo visto en los últimos meses, HH no arrancó como mediocentro posicional este partido, y sí en un rol de interior, dando claridad en zona ofensiva y pisando ambas áreas con el respaldo de su compañero. Se le pudo ver participativo y aunque perdió dos pelotas importantes, las sensaciones son muy positivas.

Numéricamente, Herrera López acertó el 78% de sus pases, completando seis de sus diez envíos largos. Ganó tres duelos en el suelo, hizo cuatro faltas y se llevó una tarjeta amarilla.

Los Colchoneros fiel a su estilo, tendrán que irse a jugar la vida al Old Trafford. Podían sacar una mejor renta de la ida, pero si no se sufre, no les sabe igual.