Operación Oikos: "Había 7 jugadores del Valladolid comprados", según El Mundo

Comentarios()
GETTY IMAGES
El diario revela varias frases interceptadas por la policía en diferentes escuchas telefónicas, según este diario

"Mira, hermano, que gana primera y segunda parte el Valencia, ¿vale?". Esa sería una de las frases pronunciadas por Carlos Aranda, uno de los implicados en la "Operación Oikos", que unida a otras, fueron interceptadas por la policía en diferentes escuchas telefónicas, según publica el diario "El Mundo". Las conversaciones, unidas a otros indicios, invitan a pensar a los investigadores que el resultado del partido entre el Valladolid y el Valencia, correspondiente a la última jornada de LaLiga, podría estar bajo sospecha. Según ha desvelado "El Mundo", la "Operación Oikos" contiene conversaciones telefónicas en las que algunos de los implicados, como Carlos Aranda, llegan a decir "siete jugadores del Valladolid estaban comprados"

Según "El Mundo", el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca tiene en su poder seis meses de intervenciones telefónicas donde se citan conversaciones de varios implicados en la trama. La tesis de la investigación, asumida por el instructor, según indica el periódico en su noticia, pasa porque "Carlos Aranda y Raúl Bravo hicieron apuestas deportivas en la línea con el resultado previamente pactado". 

La información del citado periódico insiste en que el juez sitúa como pieza clave a la hora de «condicionar» y «predeterminar» el amaño del partido Valladolid-Valencia al ya ex capitán del equipo pucelano, Borja Fernández. Este futbolista disponía, a juicio del instructor, de una "posición privilegiada para proponer e influir sobre todos o algunos jugadores".

El Mundo relata que los investigadores también tienen acreditada la existencia de una reunión mantenida por Borja Fernández "con varios jugadores de la plantilla del Valladolid en casa de uno de ellos, Sergio Gotán Gallardo, alias Keko", para coordinar el amaño del encuentro. "Por realizar estas gestiones, los cabecillas de la trama aluden en sus conversaciones a que el capitán del Valladolid debería cobrar al menos 50.000 euros", escriben los periodistas Esteban Urreiztieta y Orfeo Suárez en la página web de su diario.

Habrá que esperar acontecimientos para ver en qué termina todo este escabroso asunto. Conviene respetar la presunción de inocencia de los implicados e investigados, que son inocentes hasta que la justica pruebe lo contrario. Eso sí, el asunto cada vez se está enredando más y esta información de "El Mundo", si se corrobora, podría suponer un nuevo terremoto en nuestro fútbol. 

El pasado 28 de mayo, el Real Valladolid, de manera oficial, ya se posicionó sobre el asunto, explicando que "rechaza cualquier tipo de conducta o comportamientos fraudulentos, denunciando la corrupción entre particulares, el blanqueo de capitales, las organizaciones criminales o cualquier tipo de conductas que originen o puedan llegar a originar la distorsión y corrupción de cualquier competición deportiva, manifestando la necesidad de que estas conductas sean denunciadas, perseguidas e investigadas por los Tribunales, teniendo como última instancia la defensa de los derechos de las personas e instituciones". Habrá que seguir con atención el rumbo de los acontecimientos de un asunto que no para de enredarse.

 

 

Cerrar