Noticias En vivo
Valencia

Marcelino: "Antes de la final de Copa, dije a los jugadores: tenéis que disfrutar"

06:56 ART 3/6/19
Marcelino Valencia
Entrevista en exclusiva del asturiano en Goal, donde analiza el pasado, presente y futuro del Valencia CF

Marcelino García Toral , el gran artífice de la conquista de la Copa de Su Majestad El Rey por parte del Valencia CF, atendió a Goal en la sala de trofeos de Mestalla. Apenas hace unos días de la fiesta valencianista, pero su entrenador pasa revista al pasado, presente y futuro del equipo. Habla de la dureza de la temporada, de la figura de Mateu Alemany, de la consecución de la cuarta plaza en Liga, de la final de Copa, del Valencia CF que está por venir y del futuro del equipo, que pasa por los condicionantes del mercado. Marcelino, en estado puro. 

La temporada fue agónica pero acabó con final feliz ¿qué resumen puede hacer de cómo fue el camino hasta el título y de lo que se sufrió hasta conseguirlo? Porque no fue fácil…

“Estamos viviendo unos días involvidables, club, equipo y afición. La temporada fue complicada, pero creo que fuimos capaces de convivir con eso durante meses y aprender. La dificultad nos hizo más fuertes. Ahí lo fácil era desunirse, dividirse, culpar al entrenador..pero el equipo no se desunió. Muchos habían tenido experiencias similares y esa experiencia anterior les ayudó a resistir. Creo que inmersos en una gran negatividad, nos hizo hacernos fuertes. El equipo mejoró la efectividad de cara a portería y fuimos remontando y creciendo. Lógico, porque el equipo no perdía. Meternos en la Champions por segundo año fue un impulso anímico para imponernos al Barça de Messi, que venía de ganar 5 de las últimas 6 Copas del Rey, ganamos de manera merecida y ahora, después de sufrir, estamos muy felices”

¿Qué mensaje le trasladó el entrenador a los jugadores en el vestuario antes de la final?

"A los jugadores les dije antes del partido que teníamos que disfrutar. Nos conocemos hace dos años y teníamos que mejorar nuestro nivel de activación en los partidos importantes. Teníamos quizá un exceso de obligación demasiado alto y eso nos llevaba a generarnos unas obligaciones que no nos dejaban desarrollar nuestra fuerza en favor de una idea colectiva. La idea fue decirles a los chicos que tenían que disfrutar y ser ellos mismos. Si nosotros disfrutábamos, saldría bien. Y salió bien. Jugaron convencidos de que podían ganar al Barça…"

Los últimos minutos, con el Barça volcado, fueron una tortura. ¿Qué le pasó por la cabeza?

“En los últimos minutos sólo pensaba que pasaran los minutos y pitase el árbitro…estábamos todos pensando en eso, el cuerpo médico, los utileros, nosotros, los jugadores y la afición..Que pitase cuanto antes. Pero es que además, tuvimos dos ocasiones claras para machacar, no las hicimos y eso nos puso nerviosos. Pero ganamos y fíjate la explosión de júbilo”

¿En qué momento hay una pausa para valorar lo que se había conseguido? ¿Cuando el entrenador es consciente de que ha entrado en la historia del club?

“Tardé mucho en darme cuenta de lo que habíamos conseguido. Era un sentimiento de alegría y de felicidad plena, de sonrisas, abrazos..mirabas por un lado y veías gente que querías, la familia, buscar a alguien que querías abrazar..era una vorágine constante de felicidad..Tardé en asimilarlo. Cuando acabé de atender a los medios, me fui a la ducha y ahí pensé, lo hemos logrado. Ahí pensé sobre lo que el Valencia había conseguido. Y encima en el año del Centenario. Y cuando vivimos los actos, veía que salían los jugadores, la gente decía “campeones” y eso te pone la piel de gallina. Pensé “ojalá nos toque a nosotros estar en la historia del Valencia” y mira, ya estamos ahí”

El momento emotivo, después del triunfo, es el recuerdo a la memoria de su padre…

“De mi padre fue del primero que me acordé nada más ganar la final. Soy hijo único.. (se emociona y se le quiebra la voz)..Mi padre siempre fue un modelo, un ejemplo, un referente a seguir. Se fue hace cuatro años y medio y me acordé..Soy una persona que se emociona fácilmente”

El curso, insisto, no fue fácil. En realidad, ha sido una temporada complicada. Sobre todo, porque llovieron las críticas en un momento determinado de la temporada..

“Soy una persona que como profesional he logrado diferenciar mi trabajo de la crítica. Entiendo la crítica como una parte de mi trabajo. La respeto siempre y cuando no se base en la mentira. O que desde la mentira se quiera hacer daño personal. Eso sí me pone triste y no es justo. Pero que la prensa critique un sistema, un cambio o un dibujo es parte de mi trabajo y lo entendemos así. No podemos, en mi caso, fijarnos en eso. Si estoy pendiente de eso, me debilita. Y si me debilita, la plantilla va a notarme nervioso, apagado y culpando a los demás. Ese no es el camino de un entrenador en momentos de dificultad. Hay que transmitir serenidad y convencimiento. Y eso fue lo que intentamos”.

¿Cuál era la sensación cuando la pelota no entraba y se veía la cuarta plaza demasiado lejos?

“En esos meses notaba impotencia. Notaba que el equipo era competitivo, porque no perdía, pero no ganaba. Para mi era difícil entender con los jugadores que teníamos cómo no hacíamos goles. Eramos sólidos y eso nos permitió estar en mitad de tabla, pero tenía el convencimiento de que el equipo tenía capacidad y cambiaría la dinámica. Los números cambiaron y fuimos capaces de doblar el número de goles anotados..”

…Y claro, se acaba el famoso mito de “los equipos de Marcelino se caen en la segunda vuelta”..

“A veces se ponen etiquetas gratuitas a los entrenadores. Si haces una primera vuelta de 40 puntos, es complicado repetirlo, porque entonces eres candidato al título. Los demás equipos como en su momento el Sevilla, pues en un momento hacen una gran vuelta y luego pues por circunstancias, resulta que no te da. Cuando logras durante uno o dos años tener 40 puntos en las dos vueltas, coges más nivel. Es una cuestión de regularidad. Es muy difícil. Para nosotros lo importante es que nuestras últimas tres experiencias es ser cuartos. Campeones de “la otra Liga con dos equipos diferentes”. Imagina, sumando 23 puntos en la primera vuelta…hemos logrado entrar en la Champions”

En los momentos de presión, emergió la figura de Mateu Alemany. Mucha gente cree que sois una pareja fundamental para la estabilidad y futuro del Valencia CF..¿Es tal cual?

“Mateu apostó por mí fuerte como entrenador. Y después lo que es evidente es que en la dificultad fue la persona que más apostó porque este proyecto no se cortase. Creyó en mí como persona y como entrenador, creyó en el cuerpo técnico, veía cómo trabajábamos , manejaba estadísticas de los partidos y sin el apoyo de Mateu seguramente no estaría aquí sentado y con esta Copa del Rey. Tanto él como los jugadores, fueron los que quisieron que siguiéramos en el Valencia. Gracias a ellos, sin cambiar nada, fuimos capaces de ganar”.

Se dice que el público en Valencia es exigente, pero da la sensación de que Marcelino cayó de pie y que es un técnico muy querido en Mestalla..¿Se siente así?

“Llegamos a Valencia con un porcentaje de apoyo muy grande por parte de la afición. Luego, entre todos, conseguimos estar en la Champions. Eso fue un refuerzo. Y cuando las cosas iban mal, tuve un gran apoyo de la gente. Me cruzaba con la gente, me venían por detrás y me decían “ánimo míster, que estamos contigo” y eran momentos difíciles. Nunca hubo una gran protesta y la gente en el campo me dio apoyo. Este final de temporada he recibido muestras de apoyo inolvidables de la gente. Me siento muy afortunado. Sabemos que como entrenadores en cualquier momento pueden cambiar los resultados, pero la gente ha estado con nosotros. Me siento querido por Mestalla, somos afortunados y estamos agradecidos”.

¿Qué necesita el Valencia CF de cara a la próxima temporada?

“Tenemos que potenciar la plantilla. Los equipos crecen cuando además de ganar, son reflexivos s inteligentes para seguir creciendo. Primero, agradecimiento inmenso a esta plantilla. Y después, habrá que tomar decisiones. Hablaremos todas las partes y decidiremos. En esa fase estamos”.

Monchi, director deportivo del Sevilla, siempre dice que “no hay que tener miedo a vender”. El Valencia tendrá que hacerlo pero ¿y los fichajes?

“Estoy de acuerdo con Monchi. El Sevilla, con Monchi, es un ejemplo de que tienes que vender y saber comprar. Ese tiene que ser nuestro camino. Siempre hay un condicionante, que son las ventas, que vienen condicionadas por las ofertas que lleguen. El club debe estar preparado para que haya jugadores importantes que puedan salir y eso siempre va a estar condicionado por el mercado. A partir de ahí, queremos crecer. En la parte ofensiva no hemos sido efectivos, aunque tenemos buenos jugadores. Tenemos que valorar la parte ofensiva, no sólo los delanteros, sino todos los juagdores de ataque. Analizaremos el mercado y veremos”

Tema Rodrigo..Se habla mucho de si llegará una buena oferta de mercado y saldrá..

“Rodrigo no va a dejar el Valencia porque eso no está dentro de su cabeza. Pero como todo jugador de esa edad y trayectoria, si llega una gran oferta, una buena para las dos partes, el entrenador tiene que aceptarlo. He procurado tener una parte de opinión importante en el capítulo de altas, pero en el partado de ventas, los entrenadores no podemos formar parte de esa parcela. Para nosotros Rodrigo es un jugador muy importante, pero será el club y el jugador los que valoren. Tendrá que haber una oferta y que sea buena para ambas partes. El mercado decidirá sobre eso”

Simeone siempre dice que Real Madrid y Barcelona tienen músculo económico potente y que se pueden equivocar más en los fichajes, pero que la Liga necesita un Atlético fuerte, un Valencia potente, un Sevilla pujante..¿sería bueno para la competición más alternativas de poder?

“Sería precioso para la Liga, que las distancias se acorten, sería bonito para la competición y que hubiera seis o siete equipos arriba. Lo estamos viendo en la Premier. Ojalá sea así, porque el Barcelona y el Madrid son dos monstruos. El Atleti con el fruto de su magnífico trabajo estos años se aleja a estos dos y se está alejando del resto y ahora mismo se está alejando de los demás, quedando una Liga para los 17 clubes restantes.. Afortunadamente el Valencia estos dos años ha sido el campeón de “la otra Liga”. Ojalá haya más candidatos. Pero ojo, que el Barça y el Madrid han tenido dos genios, Messi y Cristiano Ronaldo, que han marcado una época. Messi con esa capacidad de ser diferente, pocos habrá así y Cristiano, que su legado ha sido evidente y más de forma palpable ahora que ya no está. Eso es complicado. Ojalá seamos capaces de crecer aún más”.