Noticias En vivo
Fichajes

Las negociaciones por Rodrigo, rotas: ¿Por qué no ha fichado por el Barcelona?

17:40 ART 28/1/20
Rodrigo Moreno Valencia Chelsea Champions League
La incapacidad para fichar a Bruno imposibilita que el club catalán, sin liquidez, pueda satisfacer al Valencia.

Ya es un hecho. Rodrigo Moreno no jugará en el Barcelona, que rompió las negociaciones con el Valencia tras el fichaje de Bruno Fernandes, por el Manchester United. El portugués era objeto de deseo del Club ché y el hecho de que el Sporting de Portugal se mostrara inicialmente receptivo a prorratear el pago de los 60 millones que costaba su venta al Barcelona y con la que los catalanes pretendían convencer al Valencia permitió a los azulgrana, incapaces de pagar al contado, abrir una nueva vía de negociación que, al final, también ha resultado infructuosa. Las causas del fichaje fallido de Rodrigo, en cualquier caso, son varias.

El calendario completo del Barcelona

La más evidente, que el Barcelona no tiene dinero y nunca ha podido pagar 60 millones por Rodrigo en invierno. El Valencia se había mostrado receptivo a hablar del traspaso para cuadrar balances -tiene que vender por valor de 42 millones en verano- pero, a su vez, el Barcelona tiene que hacer lo propio con su tesorería. En estos momentos ya tiene que ingresar 128 millones en verano, a los que sumar otros 60 hubiera comprometido en exceso la viabilidad financiera del proyecto.

El club catalán dispone de algo menos de 30 millones, contando lo que pueda sacar por Carles Pérez, una cifra muy poco atractiva para un Valencia que en verano había pactado la venta de Rodrigo al Atlético por 60, más del doble de lo que puede pagar el club barcelonista.

La Copa del Rey se puede ver esta temporada en DAZN. Suscríbete entrando aquí por 9,99€ al mes con el primer mes de prueba gratuito

Este escenario obligó a las partes a buscar soluciones creativas. Apareció entonces Jorge Mendes, que ha pasado los últimos días en Barcelona en busca de una vía que desembocara en fumata blanca. Se planteó un intercambio de cromos en forma de cesión con Nélson Semedo, representado por el propio Mendes y que ha perdido la condición de intransferible que disfrutó el pasado verano, pero el Valencia quería incluir una cláusula obligatoria de compra que el Barcelona ha rechazado en todo momento. Cabe recordar que el club catalán quiere a Lautaro Martínez y la continuidad de Rodrigo en el Camp Nou más allá del 30 de junio hubiera sido un problema tanto deportivo, porque Bartomeu prefiere a otro como heredero de Luis Suárez, como financiero, porque no tiene dinero.

Fue en este punto cuando el Barcelona planteó reemplazar la cláusula de compra obligatoria de 60 millones por una penalización de 20 en caso de no quedarse finalmente al hispano brasileño cuando acabe la presente temporada, un planteamiento que el Valencia ha rechazado de pleno al ser escasente atractivo en todos los aspectos.

Además, el hecho de que el Barcelona cuente con otras alternativas han provocado que finalmente haya dado por rotas las negociaciones con el Valencia y haya activado en las últimas horas otras negociaciones para conseguir un delantero centro antes de que cierre el mercado de invierno. En resumen, el Barcelona quiere fichar un delantero centro contrastado pero no tiene dinero para ello y todos los planes que ha presentado al Valencia por Rodrigo han resultado infructuosos.