Noticias En vivo
Eurocopa

Las mil y una vidas de La Cartuja en Sevilla: Atletismo, Copa Davis y hasta centro de vacunación

11:20 ART 14/6/21
La Cartuja Sevilla
La sede española en la Eurocopa vive una segunda juventud después de varios proyectos fallido y acoger todo tipo de ventos en los últimos 20 años.

El estadio de La Cartuja en Sevilla será la sede de España en la Eurocopa de 2020.  El recinto sevillano acogerá los partidos de España en la fase de grupos ante Suecia, Polonia y Eslovaquia y uno de octavos de final. La Cartuja fue confirmada como sede hace sólo unas semanas sustituyendo a Bilbao por la imposibilidad de que entrara público en San Mamés. 

Acoger la Eurocopa 2020 en 2021 supone un símbolo más del resurgir que vive La Cartuja en los últimos meses cuando el estadio ha reabierto sus puertas para acoger algunos de los partidos más importantes del año en España. 

El estadio fue construido a finales de la década de los 90 para acoger los Mundiales de Atletismo de 1999. El recinto es un diseño de los arquitectos Cruz y Ortiz, creadores también del Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid.

La idea era que tras el evento pudiera optar a ser la sede de los Juegos Olímpicos y la casa los dos clubes de fútbol de la ciudad: Sevilla y Real Betis.  De hecho, los dos clubes forman parte de la sociedad propietaria junto a la Junta de Andalucía, el Gobierno, el Ayuntamiento y la Diputación de Sevilla.

Fue inaugurado el 5 de mayo de 1999 durante un amistoso en el que la Seleción Española venció por 3-1 a Croacia. Está ubicado en la Isla de La Cartuja, construida para albergar la Expo de 1992 y se encuentra entre el término municipal de Sevilla y Santiponce. 

Una primera era dorada

Curiosamente, Santiponce es el pueblo donde se encuentran las ruinas de la ciudad Romana de Itálica, ciudad de nacimiento de los emperadores Trajano y Adriano, y que recientemente han servido de escenario para Juego de Tronos. 

Durante sus primeros años de vida, el estadio sí fue sede de grandes eventos. Por ejemplo, en 1999 acogió la final de la Copa de Rey en la que el Valencia goleó 3-0 al Atleti y en 2001 vio al Zaragoza imponerse por 3-1 al Celta de Vigo.  

En 2003 tuvo lugar su primer gran partido a nivel europeo cuando fue la sede de la final de la UEFA en la que Mourinho ganó con el Oporto su primer título europeo por 2-3 ante el Celtic, que desplazó a miles de aficionados que dieron colorido a las calles de Sevilla. El duelo se decidió con Gol de Plata. 

Sevilla se quedó sin su San Siro

Ese mismo año, el Sevilla se planteó mudarse a jugar sus partidos allí e incluso hizo una prueba piloto en un partido de Liga ante el Real Madrid en el que se registró una gran entrada pese a la derrota por 1-3 ante Zidane y compañía. La idea del club era vender los terrenos del Ramón Sánchez-Pizjuán, ubicado en uno de los barrios más cotizados a nivel inmobiliario en esas fechas, para sanear sus deudas y mudarse a este nuevo estadio. Sin embargo, la venta de José Antonio Reyes al Arsenal cambió los planes y sirvió para sanear las cuentas y que el Sevilla no cambiara de casa. 

El Betis tampoco quiso mudarse del Benito Villamarín después de que Manuel Ruiz de Lopera comenzara unas importantes obras de remodelación que aún hoy no se han terminado. Sevilla se quedó sin su particular San Siro, ya que la idea era que como ocurre en Milán donde ambos clubes compartieran estadio. 

Un multiusos pero con poco fútbol y atletismo

Sin partidos de fútbol y sin opción a ser candidato a los Juegos Olímpicos por delante de Madrid, el estadio empezaba buscar nuevas actividades. Durante años se convirtió en sede de conciertos de grupos históricos como U2, ACDC o Héroes del Silencio. 

También fue sede de la final de la Copa Davis en 2004 y en 2011 para lo que se construyó una gran cubierta desmontable y España ganó ambas ediciones antes Estados Unidos y Argentina con sendos papeles decisivos de Rafa Nadal. 

En ese tiempo, el Betis también se estrenó en partido oficial en La Cartuja. Los verdiblancos jugaron tres partidos como locales en el recinto por el cierre de su estadio por una sanción del Comité de Competición en 2007 y 2009. La RFEF aceptó que jugaran en el estadio al estar una parte ubicada en Santiponce y fuera del término municipal de Sevilla. 

El resurgir 

No obstante, el estadio se iba deteriorando al no tener uso salvo en momentos puntuales aunque sus oficinas fueran la sede de empresas. El recinto tocó fondo a finales de 2019 cuando estuvo cerrado unos meses por desperfectos en la cubierta. 

Tras su nombramiento como Consejero de Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, se marcó el objetivo de reflotar el estadio.  Imbroda impulsó acuerdos con la Federación para acoger partidos de la Selección Española como el reciente 6-1 a Alemania en la Nations League o el de Clasificación para el Mundial de Qatar 2022 ante Kosovo. 

También ha sido elegido como sede de la final de la Copa del Rey entre 2020 y 2024 y ahora de la Euro 2020. Ya se celebraron las dos primeras aunque sin público, donde Real Sociedad y Barça fueron campeones ante el Athletic. 

Talismán de La Roja y centro de vacunación contra el Covid-19

La Roja ha ganado sus dos partidos oficiales en el recinto y sólo cayó en un amistoso ante Argentina en los seis que ha jugado. Ahora, la Eurocopa servirá para que al fin vuelva el público a sus gradas y 16.000 aficionados podrán presenciar los 4 partidos del torneo continental de selecciones. 

En los últimos meses también es un símbolo de la lucha contra el coronavirus y está sirviendo como centro de vacunación masivo.  Hasta 9.000 sevillanos al día están recibiendo la vacuna en el Estadio de La Cartuja y seguirá siendo así en los próximos meses. 

De la gloria al olvido hay una distancia muy corta y La Cartuja ha vuelto a florecer para ser la casa de España en la Eurocopa.