Noticias En vivo
Copa del Mundo

Las figuras de Rusia 2018: El nuevo Dios egipcio se llama Mohamed Salah

11:35 ART 25/6/18
Mohamed Salah - Egypt, by mahmoud maher
El delantero de Liverpool fue la clave para que el seleccionado africano vuelva a una Copa del Mundo tras 28 años de ausencia; es titular ante Rusia.

Uno, dos, tres, cuatro y cinco pasos para rematar con la zurda al palo derecho del portero, ver cómo el balón toca la red y todos los cielos bendicen al héroe. Es él, Mohamed Salah, el nuevo Dios egipcio, el mesías que estaba esperando este rincón del norte de África. Es él, el que lleva la camiseta 10, el máximo responsable para que su país vuelva a disputar un Mundial después de 28 años. Es él, el de la barba, el que acabó líder en la tabla de goleadores de las eliminatorias africanas (cinco festejos). Ese penal ante Congo, en el minuto 95, terminó siendo el 2 a 1, el gol de la victoria cuando todo parecía derrumbarse por el tanto del congolés Arnold Bouka a los 42 de la segunda parte. Ese grito desaforado de un pueblo fue el grito de la clasificación. Salah, para justificar su grandeza, había marcado también ese día el 1 a 0.

Guía del Mundial: todo lo que hay que saber

El técnico Héctor Cúper es el autor intelectual de esta enorme conquista de Egipto, aunque Salah se convirtió en la gran estrella. Es el referente de un grupo, el embajador en el exterior y el ídolo del país. Por él, deben pasar la mayoría de los balones. Por él, se generan la mayoría de las expectativas. Su gran pasado en Roma y su gran presente en Liverpool argumentan cualquier ilusión que pueda nacer de cara a Rusia 2018. Por algo lo relacionan con el Real Madrid...

La institución de Anfield Road pagó en el último mercado de pases del verano europeo 42 millones de euros para contar con la calidad de este delantero. La operación, arriesgada, terminó siendo positiva: ya rompió el récord de goles de un futbolista Red en su primera temporada, ganándose el reconocimiento de su entrenador y de la parcialidad. Antes, su clase había conquistado a la capital italiana. Allí jugó dos temporadas: en la primera, terminó siendo el goleador del club (15 goles); en la segunda, mejoró sus números (19 goles). Además, dentro de Europa, actuó en Basel, Chelsea y Fiorentina.

Se perdió el debut mundialista ante Uruguay por la lesión en la final de la Champions League durante una disputa de balón con Sergio Ramos, pero ante Rusia ya es titular. Con apenas 25 años, y a pesar de una intensa trayectoria, tiene aún un largo camino por recorrer con su Selección, con la que fue subcampeón en la Copa Africana de 2017 (seis partidos y dos goles). Está claro que, en esta historia, cuenta con una ventaja: ya está bendecido por su tierra…