La fuerte confesión de Cristaldo: "El año pasado tuve un ataque de depresión y pensé en matarme"

Comentarios()
Web
El Churry contó el calvario que vivió en su último paso por Vélez y cómo logró superarlo: "Ahora estoy más vivo que nunca".

Jonathan Cristaldo siente volvió a debutar desde que llegó a Racing. No solamente porque la Academia le dio la chance de volver a jugar luego de pasar el primer semestre del año sin club, sino porque el Churry dejó atrás una fuerte depresión que lo llevó hasta el fondo del abismo: "Tuve pensamientos oscuros. Muchos. Me acuerdo que una vez, cuando iba manejando, me agarró como un ataque de pánico, de depresión. Pensé en darme un palo con el auto. Fue muy feo. Pensé en matarme", reconoció.

El mercado de pases de Racing 

En una cruda entrevista con el diario Olé, el delantero abrió su corazón y se animó a hablar de un tema que muchas veces es tabú en el mundo del deporte: "Había dejado de pensar en el fútbol, no quería saber nada de nada. Me sirvió mucho mi psicóloga. Le estoy agradecido a ella. La necesitaba porque había momentos en los que no tenía ganas ni de levantarme de la cama, no quería ni ir al entrenamiento. No salía de mi casa, no quería ver ni a mis amigos".

Según contó, los problemas empezaron a mediados de 2017, cuando llegó a Vélez: "Coincidió cuando estuve tres meses parado, sin hacer nada. No era un profesional. Estaba ido... Encima tenía muchos problemas personales, sobre todo familiares y con amigos. Eso también influyó bastante. Después, cuando ya hacía la pretemporada, empecé a sentirme mucho mejor. Me repuse. Hasta que a los dos o tres partidos me lesioné y nunca más volví bien en lo físico. Y arrancó la decadencia, de nuevo".

El artículo sigue a continuación

Lanús - Racing, por la Superliga: formaciones y cómo verlo en vivo

Las imágenes de aquella época hablan por sí solas. Durante su paso por el Fortín, a Cristaldo se lo notó muy excedido de peso y muy lejos de su mejor forma futbolística: "Mi escape era comer y a veces hasta tomar un poco de más. No estaba bien psicológicamente, me sentía deprimido. Nunca en mi vida pensé que pasaría eso... No se lo deseo a nadie. Yo soy un chico muy alegre, pero en ese momento veía todas cosas malas. Todo lo malo de mí y en los demás. En todos", contó.

Tras aquella oscuridad, el atacante ahora se siente renovado: "Recuperé la alegría, me siento profesional de nuevo. Vengo a entrenarme con ganas. Y ahora disfruto de las pequeñas cosas, ce ir a comer con amigos, de levantarme cada mañana para ir a practicar. Hasta puedo disfrutar de mis hijos. La vida me dio una segunda oportunidad de demostrarme que lo que hacía estaba mal. Y debo aprovecharla".

En ese sentido, el Churry destacó la importancia de Eduardo Coudet en su recuperación: "Me hizo resucitar futbolísticamente. Siempre le estaré agradecido. Nunca pensé que después de seis meses muy malos en Vélez, más otros seis como jugador libre, iba a tener la posibilidad de llegar a un equipo tan grande como Racing. Chacho me hizo volver a debutar en el fútbol".

Próximo artículo:
Enrique Triverio pide justicia arbitral
Próximo artículo:
Para Cristante, el VAR beneficia a los equipos grandes
Próximo artículo:
El sorteo de la Copa América 2019 en vivo y online: streaming y cómo verlo
Próximo artículo:
Alianza, con tres puntos de oro
Próximo artículo:
Águila logra justo triunfo
Cerrar