La Biblia de Hazard, en el nombre de D10S

Comentarios()
Getty

Ruben Uría Blog

Valverde, después de su enésima lección, se sacó el sombrero una vez más: “Messi es de otra galaxia”. Naturalmente, porque un poco de Lionel es mucho. Ante el Eibar volvió a aparecer para sentenciar y con eso y su sociedad con Suárez, otro partido a la buchaca. Para él, un día más en la oficina. Para el resto de mortales, una monstruosidad. El caso es que Messi estaba a un gol de firmar los 400 y eso para el argentino es como para un tiburón blanco olfatear una tonelada de carne sangrienta en el mar. Messi, por supuesto, anotó. Otro récord más para la colección de un tipo que no admite comparación con nadie, porque hace demasiado tiempo que, le den los premios a quien se los den, él es el premio. El hombre sólo ha anotado 400 tantos en 435 partidos de Liga, con una media de 0.91 goles por partido. Anotó su primer tanto el 1 de mayo de 2005. Catorce años después, el diez de dieces lleva 575 tantos oficiales, va camino de los 600, le ha arrancado las pegatinas al goleador español de todos los tiempos, Zarra, va como una flecha a por Pelé y acabará superando a todo bicho viviente, se ponga el personal como se ponga.

Antes de todo eso, lejos del país donde algunos medios de comunicación lavan más blanco que Ariel, habló Eden Hazard. Ese pedazo de jugador cuyo sueño es jugar en el Real Madrid, luego jugar en el Real Madrid y finalmente, jugar en el Real Madrid. A la espera de que el dinero haga posible su sueño y Florentino Pérez se rasque el bolsillo, Hazard, que tiene el corazón blanco pero no es ciego, habló de Messi. Lo hizo sin atender a las preferencias, las camisetas o las historias para no dormir. Lo hizo desde las entrañas, con la verdad por delante, recitando La Biblia. Al ser cuestionado sobre la rivalidad entre Messi y Cristiano, Eden se confesó a tumba abierta en unas declaraciones que recogieron muchos medios españoles y que, por ahora no ha podido desmentir nadie, porque vivimos en tiempos de "fake news". Por lo visto, a Hazard se le atribuye esto: "¿Dos mejores jugadores de todos los tiempos? ¿Qué dices? De ninguna manera. Sólo hay un G.O.A.T. (Greatest of All Time). Sólo hay uno: Messi". Así de sencillo, así de natural, así de simple, así de sincero. Así, sin anestesia.

Está por ver si Hazard cumple algún día su sueño de jugar en el Real Madrid. Lo que nadie le podrá cuestionar es su valentía y su buen gusto futbolístico. Solo en este país, donde se le compara con quien haga falta compararle, se llame Cristiano, Robben, Robinho o Chitalu, con tal de menospreciar a Messi, hay quien niega la evidencia. Puedes ser hincha del Madrid, del Atlético, del Huesca, del Betis, del Sevilla o del Rayo. Lo que no tiene discusión es que Messi es universal. Trasciende al color de la camiseta de cualquier equipo. Hacen falta más tipos como Hazard. Su equipo es el Madrid y aunque no sea objetivo – nadie lo es-, al menos, es honesto. con eso basta y sobra. Ayer Hazard sacó su Biblia. Y la recitó, en el nombre de D10S. 

Rubén Uría

Cerrar