Kevin Prince Boateng: "Cuando me dijeron que me iba a Barcelona pensé que era al Espanyol"

Comentarios()
Goal
El jugador alemán fue el primer sorprendido cuando le dijeron que iba a ir a un equipo en el que no juega mucho pero con el que aspira al triplete.

Kevin Prince Boateng fue un sorprendente fichaje de invierno para el Barcelona. Lo fue incluso para él. "Fue muy rápido, tengo el mejor agente del mundo [ríe]", explica en una entrevista con Goal y DAZN. "Me dijeron que venía a Barcelona y yo pensaba que se refería al Espanyol, pero me dijeron 'no, los mejores'. Fue increíble", recuerda ahora el jugador alemán que desde el principio supo que sería suplente. 

"Por supuesto que no estoy satisfecho, si así fuese dejaría de jugar, pero no me puedo quejar. El Barcelona es el mejor club del mundo y mis compañeros son Dembele, Coutinho, Luis Suárez o el rey Lionel Messi ¿debo pedir que manden a esos chicos a la grada en lugar de a mí", comenta el jugador blaugrana. "Todo lo más que puedo hacer es darlo todo". 

"Cuando juegas contra Messi ves que es fuerte, cuando juegas con él a diario ves lo increíble que es. Si estamos 1-0 perdiendo él se enfada, marca tres goles y ganamos fácil", explica KPB de lo más impactante de su tiempo en Barcelona. El objetivo es obvio, el triplete. "Nos lo dicen a diario en el club, aquí hagamos para ganar y llevarnos los tres trofeos", explica el alemán que, si gana la Champions, se marchará. 

"Si ganara la Champions League, definitivamente me iré [del Barcelona]. Luego jugaré en otro lugar por dos o tres años más. Una vez, dije por diversión que dejaría de jugar al fútbol cuando Marius Wolf se convirtiera en un jugador de selección nacional. Entonces: Jogi, tómate tu tiempo (risas)".

El artículo sigue a continuación

Boateng no ha jugado prácticamente nada, pero de él han salido algunas noticias hablando de un comportamiento poco profesional que él niega: "Esos rumores eran un sinsentido. Yo normalmente no comento las noticias, pero esta vez tuve que responder en redes sociales. Me sorprende que siempre tengan que decir algo negativo aunque no haya nada que decir", relata el jugador.

Kevin-Prince también se da tiempo para pensar en la vida tras colgar las botas: "Quiero ser un ejemplo para la juventud. Por lo tanto, después de mi carrera activa me gustaría convertirme en un agente.

"No un agente que esté buscando dinero rápido, sino alguien que ayude a los niños con problemas en la vida que no están necesariamente relacionados al fútbol; por ejemplo, ¿cómo gastan su dinero sabiamente? Hay muchos ejemplos de jugadores que tienen 35 años de edad después de sus carreras y se quedan con las manos vacías porque gastaron todo su dinero. Eso es algo que no debería sucederle a los chicos que voy a cuidar".

Cerrar