Fichajes, jugadores, plantilla y entrenador: Cómo será el Barcelona de la temporada 2021-2022

Joan Laporta Lionel Messi Gerard Piqué BarcelonaFC Barcelona

El Barça de la temporada 2021-22 no se parecerá en nada al equipo que hemos visto durante los últimos años. Por lo menos, así lo quiso dejar claro Joan Laporta en su primera intervención pública tras terminar el curso. Un mensaje que acabó centrando la atención de la fiesta del deporte catalán anual. “Se ha acabado un ciclo”, dijo el nuevo presidente del club blaugrana, que admitió que en las próximas semanas “entraremos en un proceso de renovación”. Alto y claro. El máximo mandatario cree que el club está obligado a reaccionar y que la directiva tiene que empujar al equipo a una revolución que lo vuelva a hacer competitivo, no solamente en los campeonatos locales, sino también en la Liga de Campeones, donde lleva cinco temporadas cayendo con estrépito en las fases decisivas.

El ciclo de los chicos de Pep se ha agotado. De hecho, en la plantilla solo quedan tres futbolistas de esa generación: Gerard Piqué, Sergio Busquets y Leo Messi. Pero a ellos se le tiene que sumar Jordi Alba, íntimo amigo de los tres, de su misma quinta y quién llegó procedente del Valencia justo después de que Guardiola decidiera dar un paso al lado. Alba llegó con Tito Vilanova, el segundo de Pep, en la temporada 2012-13. Estos cuatro futbolistas forman el núcleo duro de la plantilla, son el alma de un grupo que, según la junta directiva barcelonista, necesita romperse. Ya se empezó a agrietar con la salida de Luis Suárez el verano pasado y ahora se pretende terminar con el trabajo. Faltará por ver si el club ofrece un nuevo rol a alguna de estas leyendas o si, por el contrario, se les anima a buscar un rumbo distinto lejos del Camp Nou. Eso sí, si se quedan, parece difícil que la entidad pueda asumir sus salarios actuales.

Sin embargo, la revolución no pasa únicamente por cargarse a los veteranos. En la plantilla del Barça sobra gente, sobre todo futbolistas que no han contado para Ronald Koeman esta temporada y que acumulan un sueldo que no sale a cuenta, como Pjanic, Junior Firpo, Umtiti o Trincao. También podrían salir jugadores que no han alcanzado el nivel deseado, como Coutinho o Dembélé, que por ahora no quiere renovar. La masa salarial del primer equipo masculino está disparada y el club necesita un recorte urgente para paliar unos problemas económicos provocados, en gran parte, por la inversión exagerada en jugadores: 140 millones por Coutinho, 135 por Griezmann, 120 por Dembélé, 60 por Pjanic, y vayamos sumando. Además de sus sueldos, que no son precisamente bajos. Es por esto que Laporta pasará el machete por el vestuario: o hay rebaja de salarios o medio equipo deberá buscarse la vida. No hay que descartar tampoco la carta de libertad, es decir, que se invite a ciertos jugadores a marcharse gratis para ahorrarse su ficha.

El entrenador, la primera decisión

Ronald Koeman Barcelona 2021Getty Images

El futuro del banquillo del Barça es una de las decisiones más urgentes. Laporta quiere construir su proyecto y lo quiere hacer con un entrenador de confianza. No ha decidido todavía si este es Ronald Koeman, algo que conoceremos en las próximas horas tras una reunión que está prevista para este martes. Todos los números apuntan a que el holandés no seguirá, pero hay varios handicaps: el primero, la indemnización. Son casi ocho millones de euros, una cifra que para el club significa un golpe en el estómago. Y la segunda, por el momento no hay consenso en su sustituto. A Laporta no le convence Xavi Hernández, algo que el de Terrassa sí consigue con cierta parte de la junta directiva, que le quiere ver dirigiendo desde el banquillo del Camp Nou.

Los fichajes

Los primeros en llegar parecen claros: Èric García y Sergio Agüero. Los dos terminan contrato con el Manchester City el próximo 30 de junio y aterrizaran en Barcelona gratis. A Èric, el club le quiere desde hace un año, pero las negociaciones con el conjunto ‘citizen’ no llegaron a buen puerto ni en verano de 2020 ni en el mercado invernal, con el Barça acometiendo las charlas con una junta gestora tras la dimisión de Josep Maria Bartomeu. El central sueña con jugar en su equipo de toda la vida y lo podrá hacer a partir del 1 de julio, con acuerdo ya cerrado. También lo hará el Kun, que se unirá a su amigo Leo Messi si el capitán decide renovar su contrato con el Barça. El acuerdo con el delantero está listo, pero todavía falta la firma, que se producirá una vez su compatriota acepte la propuesta de Laporta para quedarse dos años más vistiendo de azulgrana.

Al Barça también le interesa Memphis Depay. El delantero del Olympique de Lyon también termina contrato y decidió no renovar con el conjunto francés sabiendo que tiene a varios grandes interesados en su fichaje. El equipo culé es uno de ellos, pero no el único. Y está bien posicionado para hacerse con sus servicios, aunque también existe un condicionante: Ronald Koeman. Quién le pidió y le sigue queriendo es el técnico holandés, que le conoce de su etapa en la selección ‘orange’, pero su salida podría comprometer la llegada del futbolista, que no es santo de la devoción de la dirección deportiva. Si llega, será porque Koeman sigue. Lo mismo sucede con Georginio Wijnaldum. El centrocampista del Liverpool también es petición expresa del entrenador actual, aunque tiene mejores ofertas sobre la mesa y el Barça no sería su prioridad.

En el Betis, el Barcelona mantiene el control sobre dos jugadores. Son dos hombres de banda: Emerson Royal y Juan Miranda. Ambos clubes tienen la propiedad compartida del lateral brasileño, que podría ser jugador exclusivamente blaugrana si los catalanes abonan 9 millones al Betis. La idea es abordar la operación, aunque sin saber todavía si Emerson formará parte de la primera plantilla culé o si será utilizado para hacer dinero con un traspaso. Lo que se sabe a día de hoy es que el Barça se plantea seriamente pagar los 9 millones y conseguir la propiedad total del jugador para poder decidir con libertad. En el caso de Juan Miranda, cedido al conjunto verdiblanco, “Mundo Deportivo” explicó que el Barça se plantea renovarle dos temporadas para no perderlo definitivamente, ya que acaba contrato este 30 de junio. La opción principal, la favorita para el jugador, es seguir cedido en el Betis.